Ahorra energía en casa

Ahorrar energía no es otra cosa que obtener los mismos servicios consumiendo menos. Y las principales…
Ahorra energía en casa
Foto: wikimedia.org

Ahorrar energía no es otra cosa que obtener los mismos servicios consumiendo menos. Y las principales ventajas que esto nos ofrece son el cuidado del medio ambiente y el ahorro en nuestros bolsillos.

Cada una de nosotras puede sacar beneficios económicos y personales si ahorra energía en el hogar como hoy te proponemos. En los pequeños detalles de cada día podemos conseguirlo, y si hacemos que nuestra familia colabore y nos ayude, todo se multiplica, así que ¡manos a la obra!

Para empezar el día habría que buscar la manera de ir al trabajo en un transporte más ecológico. El alto consumo de gasolina es muy perjudicial para el medio ambiente, pero también para nuestras finanzas caseras. Intenta prepararte una ruta en transporte público o, mejor aún, empieza a usar esa bicicleta que tienes abandonada en el trastero. Si aun conociendo estas ventajas decides usar el coche, infórmate de cómo conseguir una conducción más ecológica.

La energía consumida por gas y electricidad en las viviendas es un despilfarro. En tu factura notarás una gran reducción si estás atenta a apagar las luces en las habitaciones en las que no haya nadie, si aprovechas al máximo la luz solar y si arreglas esas ventanas que no cierran bien para que el calor no se escape. Pon la calefacción a una temperatura media, no hace falta ir en manga corta y sin zapatos en pleno invierno por casa. Usar bombillas de bajo consumo y pilas recargables también es buena opción.

Aparatos como el televisor, DVD, computadora… todos tienen la opción de ser apagados en su totalidad así que evita la posición “standby”, intenta no dejar esa luz roja encendida todo el día.

Los electrodomésticos se pasan encendidos casi toda su vida útil. El refrigerador siempre está enchufado, vigila que su puerta cierre bien, de forma hermética y procura que esté el menor tiempo abierto. El lavaplatos y la lavadora intenta ponerlos cuando estén totalmente llenos.

El calentador de gas es también un generador de consumo de energía, pero podemos tomar varias acciones para reducir este gasto: instalar grifos de baja presión, estar atento a las fugas de agua y reparar las goteras tan pronto como las notes. Sustituye el baño por la ducha y vigila la temperatura del agua caliente de la lavadora y el lavavajillas, a veces se puede lavar con agua fría.

Si haces caso a estos consejos estamos seguros de que lo notarás en tus facturas el próximo mes, además, el planeta te lo agradecerá.