Buñuelos caseros, ricos y facilitos de hacer

Te enseñaremos en pasos sencillos, rápidos y prácticos como preparar ricos buñuelos de viento y así…
Buñuelos caseros, ricos y facilitos de hacer
Foto: Wikimedia Commons

Te enseñaremos en pasos sencillos, rápidos y prácticos como preparar ricos buñuelos de viento y así complacer a tu familia y amigos y sacar un punto positivo en estas navidades.

Ingredientes:

• 4 huevos

• 300 gramos de azúcar

• 3 cucharaditas de ralladura de limón

• 100 cc de leche

• 500 gramos de harina leudante

• Grasa o aceite sin sabor

Preparación:

Se colocan en un bowl los huevos, el azúcar y la ralladura de limón. Batimos la mezcla hasta que esta quede homogénea y con espuma.

Posteriormente, agregamos la leche, y comenzamos a incorporar la harina en forma lenta para que la mezcla se pueda unir perfectamente. El resultado de la mezcla debe tener consistencia para poder hacer las pequeñas bolitas de los buñuelos.

Al tener la mezcla lista, se calienta en un sartén el aceite o la grasa y se colocan a freír las bolitas. Se dejan dorar por un lado y luego se voltean para que queden dorados por ambas partes. Finalmente, se retiran del aceite depositándolos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa y se pasan a un plato para espolvorearles azúcar.

Cada país de Latinoamérica tiene variantes en sus recetas de buñuelos. Por ejemplo en Venezuela la masa se elabora también de apio, batata, yuca y calabaza o auyama. A la par se prepara un melado de azúcar o preferiblemente de papelón, para bañar al buñuelo con esta mezcla. En Cuba, también se elabora la masa con yuca. En Panamá, se les llaman torrejas y son, en su mayoría, hechas de maíz fresco, se pueden comer fritas y son famosas por acompañar el desayuno. En México, su preparación incluye el uso de miel de canela y, por lo general, son favorecidos para la merienda. En Colombia, los más famosos no son dulces; la mezcla en la preparación incluye maicena, almidón de yuca, queso fresco y huevos y podría ser un perfecto acompañante en las comidas. En España, una vez fritos se rellenan con crema y se comen principalmente el Día de todos los Santos y el Día de los Difuntos.

La Navidad es la época perfecta para intentar nuevas recetas y probar cosas que nunca antes hemos probado. La cultura Latinoamericana es conocida por su riqueza en postres y dulces y es que a la mayoría de los latinos nos gusta terminar nuestras comidas con un provocativo dulce; ¡dulce que endulza el alma!