Conoce las habichuelas coloradas y su versatilidad

Las habichuelas coloradas cuentan con atributos nutricionales increíbles ya que no solo son ricas en…
Conoce las habichuelas coloradas y su versatilidad
Foto: Stock.xchng

Las habichuelas coloradas cuentan con atributos nutricionales increíbles ya que no solo son ricas en minerales, tales como el zinc y el hierro, sino que también tienen alto contenido de fibra y proteínas. Se puede decir que son el alimento casi perfecto y su versatilidad las coloca en un sitial único entre los platos de la cocina latina por excelencia. Los frijoles rojos como también se les conoce, complementan muchos de los platos más populares de América Latina.

Rinde 6 porciones

Ingredientes:

Receta:

En una olla grande echa 2 tazas de agua con el cubito Knorr, las hojas de recao o culantro y el jamón con hueso cortado en trocitos. Cubre la olla y déjala hervir por aproximadamente 15 minutos. Luego añádele las habichuelas con todo y el agua con la que las dejaste ablandando desde la noche anterior.

Aparte, en una sartén ve preparando el sofrito con la cebolla, las cabezas de ajo y el pimiento verde, todos estos ingredientes deben ser cortados en pedacitos pequeños o mejor aún, molidos en el procesador de alimento. Añádele la salsa de tomate y sofríe por 10 minutos.

Una vez tengas el sofrito listo, viértelo todo en la olla con el agua que contiene el jamón, junto con los frijoles, añádele la calabaza, mézclalo todo bien. Cúbrelo y déjalo cocinar a fuego lento por unos 30 minutos o hasta que la calabaza esté blanda.

Luego de los 30 minutos, destapa la olla y deja que hierva hasta que la salsa espese. Para espesar, puedes majar algunos pedazos de la calabaza. En esta etapa debes probar la salsa para asegurarte de no necesita sal. Si necesitaras añadirle sal, este es el momento, pero con mucha cautela. En este momento es que le añades la pizca de azúcar.

Esta receta es solo una guía que te permite su personalización, por tal motivo no es necesario que utilices las cantidades exactas de jamón y calabaza ya que estos deben ser a tu gusto. Si no consigues el jamón de cocinar puede sustituir con tocino (bacon) de la que viene tiras o en lascas.

El complemento ideal para esta receta es el arroz blanco, acompañando alguna porción de pollo, carne o pescado. También va muy bien con arroz amarillo, tal como el arroz con pollo. Para hacer este plato aún más irresistible, puedes complementarlo con plátanos maduros, rodajas de aguacate o plátanos verdes fritos.

¡Buen provecho!