Exponen restos de maestra Soto

La joven es considerada heroína, porque escondió a los niños del pistolero
Exponen restos de maestra Soto
Victoria Soto, de 27 años, murió a manos del joven que perpretó la masacre.AP

NUEVA YORK (EFE).- Los restos de la educadora Victoria Soto, una de las víctimas de la matanza en una escuela elemental de Connecticut, que salvó la vida de sus 16 estudiantes, serán velados hoyen una funeraria de la localidad de Stratford, donde viven sus padres.

La maestra de 27 años será velada en la funeraria Adzina, entre tres y ocho de la noche, hora local, según confirmó la propia funeraria.

Soto, cuyo padre Carlos es puertorriqueño y su madre Donna estadounidense, es considerada una heroína por haber evitado que Adam Lanza, identificado como el autor de la masacre en la escuela Sandy Hook, asesinara a los niños, a los que escondió en un clóset y gabinetes de su salón de clases.

Luego, salió al pasillo para enfrentar a Lanza, a quien dijo que sus estudiantes estaban en el gimnasio, según ha trascendido.

Los niños contaron a sus padres cómo su maestra, que impartió clases en la elemental Sandy Hook por cinco años y era muy popular entre sus alumnos, les había salvado la vida.Durante la vigilia que se realizó por las víctimas algunos niños portaron carteles que leían “Vicky, eres mi heroína”.

Soto es una de dos víctimas latinas en esta tragedia que ha conmocionado no sólo a EEUU, y que ocurre a sólo días de la Navidad. La segunda de ellas es Anne Grace Greene Márquez, de siete años, hija de una puertorriqueña y del saxofonista de jazz Jimmy Greene.

Anne Grace figura entre los 20 niños asesinados por Lanza el pasado viernes, luego de matar a su madre en su propio hogar, , un hecho que irrumpió la tranquilidad de la pequeña y tranquila Newtown, de 27,000 habitantes, y que ayer comenzó los velatorios y a sepultar a sus víctimas: Noah Pozner y Jack Pinto, ambos de seis años.

El presidente Barack Obama, que no pudo evitar las lágrimas en el mensaje que dio al país tras la tragedia, se reunió con los familiares de las víctimas el domingo, y propuso cambios profundos para evitar lo ocurrido en el pequeño pueblo de Newtown.

De las 26 víctimas de la matanza, 20 eran niños y niñas de 6 y 7 años de edad.