Maternity leave un corto tiempo frente al reto del ajuste emocional y económico para la mujer

En Estados Unidos puedes quedarte en casa con el bebé hasta 12 semanas, pero estos 3 meses no son remunerados…
Maternity leave un corto tiempo frente al reto del ajuste emocional y económico para la mujer
Foto: MorgueFile

En Estados Unidos puedes quedarte en casa con el bebé hasta 12 semanas, pero estos 3 meses no son remunerados por todas las compañías, algunas veces se te permite usar vacaciones y días de enfermedad pagos en este período de maternity leave; lo cierto es que es una etapa que debes planear y en la cual debes tener muy claro cuál es tu situación poniéndote en contacto con el departamento de Recursos Humanos de tu sitio de trabajo, más cuando los gastos que representa la nueva adición a la familia cambian las condiciones familiares y el presupuesto de manera considerable.

Si cuentas con la suerte de poder tener remuneración durante este tiempo, que se ve corto por la cantidad de retos para ti, no solo como madre, sino en tu mundo emocional lleno de ajustes psicológicos y de cambios en la rutina familiar en general, aprovecha al máximo tu tiempo para hacer que el bebé se adapte a un horario de cuidados y se socialice al estar en contacto con otras personas, para que te sea más fácil dejarlo al cuidado de otros cuando tengas que regresar a trabajar. De acuerdo a tu presupuesto, empieza con tiempo a escoger y conocer quién o en qué lugar lo vas a dejar, para que en el momento dado, tengas la plena confianza de que tu hijo va a estar en las mejores manos.

Puede suceder que, no solo no tengas remuneración alguna, sino que pierdas el trabajo, en ese caso debes saber cuáles son tus derechos y dónde buscar ayuda para este momento crítico en tu vida, para asegurarte que el bebé y tú misma tengan el respaldo en términos de recursos de salud y económicos.

Cualquiera que sea tu situación, recuerda que en el Departamento para la Niñez y la Familia (ACF) http://www.acf.hhs.gov encontrarás mucha información sobre programas y recursos que pueden servirte para planear, mejorar y asegurar las mejores condiciones para tu bebé y para la familia, para reducir el impacto del estrés que supone, la adaptación del pequeño al nuevo ambiente, el aumento de trabajo en el hogar para ti y tu pareja y los inevitables gastos.

En cuanto a ti, saca provecho del tiempo de maternity leave y trata de encontrar refugio en los momentos de descanso que te brinde tu chiquito y procura establecer una rutina donde el ejercicio físico se incluya; mantén la comunicación con tus seres cercanos, amigos y compañeros de trabajo, incluyendo tus jefes, porque a tu regreso ese será tu grupo de apoyo social y emocional que te ayudará a sortear la doble tarea como madre y como trabajadora.