Persianas y cortinas: ¿cuál elegir para tus ventanas?

El área fuente de luz natural es importante en toda habitación. Las ventanas, sean tradicionales o ultra…
Persianas y cortinas: ¿cuál elegir para tus ventanas?
Foto: Flickr by thetejon

El área fuente de luz natural es importante en toda habitación. Las ventanas, sean tradicionales o ultra modernas, nos proporcionan innumerables estilos decorativos y de uso. Para elegir entre persianas y cortinas para tu ventana, es ideal considerar primero la función que buscas en ella, de ahí podrás profundizar en la parte estética y de gusto personal.

Las cortinas. Si buscas sólo decorar o atenuar un poco la cantidad de luz que entra por la ventana, unas sin forro es lo indicado. Si buscas no sólo intimidad sino mayor oscuridad, las cortinas han de ser forradas. Este material extra suele encarecer la pieza, pero protege la tela principal de dañarse con la luz solar y a tu espacio de las corrientes de aire. Existe una tercera opción para un máximo bloqueo de luz y una vida más larga de la cortina, hablamos de las que llevan una entretela, un tipo de capa extra que va cosida entre el forro y la tela externa.

Luego viene la estética. En cuanto a colores, estampados y texturas de las cortinas, considera la habitación donde las necesitas colocar. Decide si quieres que combinen con el colorido de los muebles y accesorios o si prefieres un estilo de contraste o neutral. Respecto a decorados en la tela, un tip: si tu recámara tiene accesorios con mucho estampado, prefiere una cortina sin estampado. Si el espacio donde irá la cortina tiene decoración de un sólo color, elige una con estampado.

La montura de cortinas. Usualmente conviene colocar los paneles de suspensión sobre la montura o marco de la ventana para así permitir que la tela caiga elegantemente. Un par de trucos para maximizar una ventana son: uno, colgar una barra más ancha que el marco de la ventana. Se recomienda entre 3 a 6 pulgadas de anchura extra a cada lado para que ingrese luz extra, permitiendo que la tela de la cortina no tape nada del cristal. Dos, colgar la barra a unas 4 a 6 pulgadas encima del marco. En este caso recuerda que necesitarás más tela o una cortina más larga.

Las persianas. Su estilo más rígido tiende a no gustar a todos, sin embargo lo compensa con diferentes materiales, características y texturas que pueden hacer de una ventana que sólo lleve persiana, una cálido espacio. Persianas en madera, como las de caña y/o bambú son accesibles y le van a todo. Además, y muy importante para los más hogareños, traspasa una atmósfera más casera e íntima. Pueden venir en color de bambú natural, pintadas o natural con incrustaciones entretejidas de otras maderas.

Un tip, puedes usar cortinas blancas solas, con estampado o bordado del mismo color y encima de ellas usar unas persianas estilo bambú clásico. Ambos accesorios de ventanas se unen en un estilo brillante y a la vez sencillo. Y por supuesto, puedes usar estas persianas y cortinas por separado para iluminar tus ambientes preferidos.