Planea tu rutina diaria y aprovecha mejor tu tiempo

El trabajo arduo día a día en tu hogar y oficina puede llegar a ser muy desgastante, especialmente cuando…
Planea tu rutina diaria y aprovecha mejor tu tiempo
Foto: Flickr by Víctor1558

El trabajo arduo día a día en tu hogar y oficina puede llegar a ser muy desgastante, especialmente cuando no tienes un plan bien trazado para distribuir tus diferentes tareas logrando que tu tiempo rinda al máximo; por ello planea tu rutina y verás excelentes resultados: te sentirás más relajada y tu día fluirá de manera más sencilla, ordenada y eficiente. ¿Cómo lograrlo? Todo es cuestión de seguir algunos tips que puedes aplicar desde ahora.

Redacta el plan que quieres seguir para la semana próxima en papel o en tu computadora, distribuyendo tiempos, horarios y personas involucradas. Fija un momento para cada actividad y calcula cuánto te tardarás realizando cada tarea; sorprendentemente quizá te des cuenta que las 24 horas del día serán más que suficientes para lograr todo lo que quieres hacer e incluso te sobrará tiempo. Lleva esta lista contigo ya sea impresa o en tu equipo portátil para que la consultes cuando sea necesario.

Para que tu rutina diaria fluya perfectamente es necesario que primero le dediques tiempo a las labores urgentes tanto en tu hogar como en el trabajo. Tu día transcurrirá más eficientemente y tu tiempo se maximizará, así que procura darle prioridad a lo más importante.

Ya sea en familia o con tus subordinados -en dado caso-, comienza delegando labores que no requieran de tu constante supervisión. Esto te llevará a estar menos estresada y fomentarás el sentido de la responsabilidad en las personas que te rodean.

Si comienzas la semana con un nuevo plan no te preocupes si no se cumple al 100% de inmediato. Esto es absolutamente normal y puede que pasen semanas para que tu agenda se normalice y finalmente puedas decir: ‘¡logré terminar la mayor parte de mis labores en el tiempo que lo establecí!’; no se trata de jugar carreras sino de formar nuevos hábitos de organización.

Planea tu rutina pero dedica tiempo a descansar y divertirte. Si tu vida exige mucho de ti, dedica un espacio diario para consentirte y convivir con tu familia. El trabajo debe cumplirse, pero tu persona es aún mucho más importante; por ello incluye en tu agenda semanal un día para ir al cine con tu mejor compañía o simplemente salir a tomar un café para romper la monotonía.

Para evitar que una rutina pesada te consuma, recuerda ejercitarte a diario de 15 a 20 minutos; pesas ligeras, abdominales o salir a caminar te pondrán en forma de nuevo y harán que resistas mejor cualquier jornada de trabajo. Alimentarse sanamente es también parte de este plan diario: tu cuerpo lo merece.