Prepara masa para crepas sin mantequilla

Prepara masa para crepas básica sin mantequilla, una base muy versátil pues la podrás servir como fundamento…
Prepara masa para crepas sin mantequilla
Foto: Wikimedia Commons

Prepara masa para crepas básica sin mantequilla, una base muy versátil pues la podrás servir como fundamento ya sea para un plato fuerte o para un plato dulce como el postre. Además, los rellenos y cubiertas tienen una gama muy amplia de posibilidades pues puedes utilizar grandes variedades de ingredientes dulces y salados.

Los “crêpes”, por su nombre original en francés, tradicionalmente llevan mantequilla, pero hoy compartiremos contigo una receta de masa para crepas básica sin mantequilla para que conserves tu figura.

Lo mejor de esta receta es que aunque su preparación lleva un poco más de tiempo, el resultado es una masa muy sabrosa sin tantas grasas y calorías, que además se dora de manera pareja y que podrás utilizar tanto para platos salados como dulces, como asegura el portal de Internet Gastronomiaycia.

Para 12 crepas

Ingredientes

125 gramos de harina

2 huevos

1 y 1/4 Tazas de leche

1 pizca de sal

Preparación

Cierne la harina y ponla en un cuenco con la pizca de sal.

En un recipiente aparte, bate los huevos ligeramente.

Abre un hueco en el centro del cuenco en donde tienes la harina con la sal y agrega los huevos batidos. Poco a poco agrega la leche y mezcla suavemente con un batidor de globo haciendo movimientos circulares. Sirve toda la leche y asegúrate de que no queden grumos.

Una vez tu masa quede uniforme, bate fuertemente con el batidor en globo hasta que obtengas una crema ligera y sin grumos. Si por alguna razón te quedan grumos cierne la mezcla líquida para deshacerte de estos.

Aunque es importante que la masa para crepas quede sin aire, no te preocupes si al batir la masa ésta te queda con aire -verás unas burbujas en la superficie- pues dejarás reposar la masa y el aire desaparecerá.

Una vez tu masa esté bien batida y sin grumos, cubre el cuenco en donde tienes tu masa con papel plástico transparente (papel film transparente) y deja reposar en la nevera por lo menos durante una hora.

Al reposar, la masa se tornará en una mezcla más densa y homogénea pues el almidón y las proteínas de la harina absorberán el líquido y las burbujas de aire desaparecerán.

Saca la masa de la nevera. Si quieres que tus crepas queden bien delgadas y notas que la masa está muy densa, añade un poco de leche para aguarla, pero si te gustan las crepas un poco más gruesas puedes utilizar una mezcla más densa.

Para cocinar la masa, utiliza una -o varias- sartenes anti-adherentes. Engrasa con mantequilla o aceite de oliva cubriendo la superficie. Aunque la primera crepa que cocines no quedará perfecta y los cocineros profesionales la desecharán, las crepas que cocines a continuación quedarán bien pues tu sartén ya habrá quedado engrasada de manera apropiada y pareja.

Una vez la sartén esté bien caliente, vierte la masa en el centro de la sartén y muévela en círculos regulares para que la masa se disperse en forma de círculo y de manera pareja sobre toda la superficie de la sartén. Si utilizas una sartén mediana, servirás medio cucharón de masa.

Deja cocinar a fuego medio durante dos minutos y dale la vuelta para que se cocine por el otro lado. Repite este procedimiento con cada una de las crepas y ve sirviendo en un plato una sobre otra para que se mantengan calientes.

Una vez termines tus crepas, podrás utilizarlas para preparar un plato salado o un postre dulce.