¿Qué hay de comer?

¿Qué hay de comer?, seguro que muchas veces has hecho esta pregunta cuando llegas a casa, esperando…
¿Qué hay de comer?
Foto: Morguefile

¿Qué hay de comer?, seguro que muchas veces has hecho esta pregunta cuando llegas a casa, esperando que tu pareja, compañeros de piso o padres te hayan preparado un suculento plato. Sin embargo, si eres tú quien oye esta frase más a menudo, porque eres la encargada de la cocina en tu casa, queremos ayudarte.

Te damos algunos ejemplos de platos sencillos y sabrosos que harán las delicias de todos los que viven contigo.

Para hacerte la vida más fácil lo mejor es organizarte un menú semanal con recetas fáciles de preparar para que no tengas que pensar cada día qué puedes hacer para comer.

Empezando por el lunes, puedes optar por un puré de calabacín de primero y unos filetes de lomo de cerdo de segundo plato. Para hacer el puré sólo necesitas cocer el calabacín previamente troceado, con algunas patatas y finalmente cuando lo pases por la batidora añade un poco de queso o nata, ¡se chuparán los dedos! Para los filetes sólo tienes que hacerlos con poco aceite y espolvorearlos con perejil.

¿Qué hay de comer el martes? Un buen plato de pasta puede ser la opción ideal. Macarrones con tomate, queso y chorizo frito, es una receta sencilla, sabrosa y que te dejará saciada.

El miércoles podemos optar por un arroz a la cubana. Se cuece al arroz, se le añade tomate y se le fríe un huevo que colocarás encima. Algunos también le añaden plátano frito. Si te quedas con hambre, de segundo plato elige un pescado suave, como el emperador o pez espada a la plancha. Rico y sin muchas calorías.

Llega el jueves y si queremos volver a tomar verduras nos podemos decantar por unas espinacas con pan frito. Basta con cocer las espinacas y después saltearlas con ajos y pan frito, se le añade un huevo, se hace un revuelto y ¡listo! Como la verdura llena poco, de segundo podemos tomar por alas de pollo fritas con limón.

El viernes cuando pregunten “¿qué hay de comer?” contestaremos: albóndigas con patatas. Para hacer las albóndigas pones en un bol la carne picada con huevos, ajo, perejil y sal. Con la masa formar bolas, pasar por harina y freír en aceite caliente. Después, colocas las albóndigas en una cazuela con un poquito de caldo y las dejas cocer. Aparte fríes patatas en dados que se las añadirás después a las albóndigas.

El sábado es el momento del cocido. Los garbanzos los dejas a remojo la noche anterior. Cuando llegue el momento de hacer la receta, pones los garbanzos en la olla junto a la carne, chorizo, tocino, verduras y todo lo que quieras añadirle. Lo pones a cocer y ya tienes la comida preparada.

¿Qué hay de comer el domingo? Sorpréndelos con paella. Para hacerla con carne y marisco, añadimos lo que le queramos en una cazuela o paellera con aceite (langostinos, mejillones, almejas y pollo), después le añadimos verduras (pimientos y guisantes) y después el arroz. Añadimos caldo y azafrán y a esperar que se haga. Un plato de lo más completo.