Remodela tu recámara: estilos y combinaciones

Si quieres darle un aire nuevo a tu casa y a uno de tus sitios más especiales, remodela tu recámara,…
Remodela tu recámara: estilos y combinaciones
Foto: Facebook

Si quieres darle un aire nuevo a tu casa y a uno de tus sitios más especiales, remodela tu recámara, es un buen momento y tienes muchas opciones donde elegir.

Entre algunos de los estilos y combinaciones que puedes elegir están:

1. El estilo de madera: si eres de las que te gustan los suelos de parqué y todos los tipos de madera, ya sean antiguas, modernas o restauradas, este es tu estilo. La madera oscura queda muy elegante si se sabe combinar bien. Si la combinas con colores oscuros, da la sensación de ser una recamara pequeña y sin luz, pero si la combinas con tonos claros, da la sensación de tener más amplitud (aunque no tenga tanta) y de tener mucha más luz. Algunos colores claros que no son el típico blanco pueden ser: azul claro, el beige tiene muchas tonalidades muy bonitas, incluso un verde o un gris si se pone el tono adecuado. A pesar de los colores claros, también hay colores más fuertes o calientes que también pueden sentar muy bien. Todo depende de cómo quieras vestir tu cuarto. Una cama y una cómoda en tonos iguales de madera pueden quedar muy bien.

2. Estructura de la cama: Si lo que quieres es cambiar tu cama, con cambiar la estructura de tu cama, parecerá que la has cambiado por completo. La estructura lo es todo y tienes muchas variedades. La estructura alta te sirve para poner un canapé debajo de la cama y poder usar ese sitio para almacenar cosas que no sabes dónde guardar. Son fáciles de abrir, no pesan y son muy útiles.

3. Pared de flores: Si tienes unos muebles de colores parecidos y quieres romper el estilo del cuarto sin hacer demasiados cambios, puedes poner papel de flores en una de las paredes. De ese modo no queda como algo excesivo y con una sola pared basta para dar otra impresión.

4. Estilo minimalista: consiste en hacer que en la recámara fluyan el orden, la limpieza y la tranquilidad. Se consigue evitando el exceso de cosas y objetos. Se tiene lo básico: Una cama, una mesita y poco más. Suele funcionar muy bien en los espacios pequeños porque da mayor sensación de amplitud.

5. Espejo: Tener un espejo ayuda a que la habitación muestre otra apariencia y a que entre la luz en ella. Hay mucha variedad de espejos para cada tipo de sitio: circulares, cuadrados, en espiral, rectangulares, grandes, pequeños, con dibujos en ellos, incluso abstractos.

6. Mesita de noche: La mesita de noche cumple una función elemental y debe combinar con todos los muebles, pero especialmente con tu cama. Hay muchos tipos: oriental, moderna, retro, colonial, barroca. Elige el estilo que menos desentone con tu cuarto.

Si crees que ya es hora de cambiar de decorado, remodela tu recámara sin miedo. Las renovaciones son para bien y los cambios siempre ayudan en las diferentes etapas a las que te enfrentas. Tu casa se verá mejor y tú te sentirás mejor en ella.