Repara tus muebles y hazlos lucir mejor que nunca

Los muebles son esenciales a la hora de decorar las diversas habitaciones de tu hogar: formas, colores…
Repara tus muebles y hazlos lucir mejor que nunca
Foto: Wikimedia Commons by Barcelona Forrent

Los muebles son esenciales a la hora de decorar las diversas habitaciones de tu hogar: formas, colores y lujo se combinan para llenar de vida tu sala, cuarto de televisión o recámara principal. Sin embargo y debido a la falta de tiempo a menudo olvidas lo importante que es darles el mantenimiento adecuado para que duren más y luzcan en perfectas condiciones. Ya que sus dos principales funciones son maximizar cualquier espacio y ser útiles por un largo periodo de tiempo, repara tus muebles para que duren mucho más y luzcan tan bien como el primer día. Para ello identifica primero el material del cual está fabricado cada uno.

Son los más comunes en cualquier hogar e incluyen escritorios, mesas, sillas, bases de cama, muebles de televisión, libreros y roperos. Para repararlos y rejuvenecerlos debes primero remover el polvo acumulado con un trapo seco; cuando tu mueble esté lo más limpio posible comienza a lijarlo suavemente con una lija 00 de preferencia, la cual será mucho más amable con la superficie de tus muebles. Una vez completada esta tarea, limpia los residuos con una esponja húmeda y procede a pintarlo con un protector previamente diluido en agua; debes dejar secar el mueble de 48 a 72 horas para que la madera absorba perfectamente el protector. Finalmente procedes a barnizarlo completamente; utiliza un barniz especial el cual puedes adquirir en la sección de ferretería del supermercado, pero verifica sea compatible con prácticamente cualquier tipo de madera.

Recuerda que reparar también comprende otros aspectos; entre ellos está revisar que los clavos de tus muebles se encuentren en perfectas condiciones, sin oxidaciones y perfectamente parejos. También es importante darles mantenimiento con un aceite especial para lustrar y proteger muebles; aplícalo dos veces a la semana como mínimo para que siempre luzcan brillantes y libres de suciedad.

Son también parte de la decoración de muchos hogares y otorgan un aire agradable y campirano a tu casa. Repara tus muebles de mimbre de la siguiente manera: cepíllalo de adentro hacia afuera y utiliza una pinza para pestañas en dado caso que tenga algún tipo de basura atorada difícil de extraer; lávalo con agua y jabón utilizando una esponja y espera a que seque. En dado caso que el mueble presente astilladuras o rompimientos, repáralo utilizando un pegamento universal uniendo las partes defectuosas. Finalmente aplica barniz especial para mimbre y déjalo secar dos días.

También hay que prestarle atención a las mesas, sillas, literas y escritorios de hierro y otros metales. En caso de estar muy maltratados, primero hay que lavar y desempolvar bien el área para proceder a lijar suavemente; esto con el objetivo de eliminar restos de pintura vieja y áreas oxidadas. Luego se procede a barnizar el mueble para dejarlo secar de dos a tres días, ¡y listo! Ojo: es importante elegir un barniz no tóxico para evitar inhalar cualquier ingrediente peligroso.

Ya sea que tú realices estas tareas personalmente o le ayudes a tu esposo o pareja, los resultados pueden ser bastante atractivos. Puedes reestrenar esos muebles que pensabas eran un caso perdido y ahorrarte cientos o miles de dólares en la compra de nuevos.