Revisarán plan de seguridad en escuelas

Urgen a distritos escolares de California tomar rigurosas medidas de prevensión

SACRAMENTO.— La tragedia en la escuela Sandy Hook, en Newtown, Connecticut obligó a que el Departamento de Educación y la Agencia del Manejo de Emergencias de California enviarán una advertencia urgente a los distritos escolares para que revisen sus planes de seguridad y reduzcan los riesgos en las escuelas.

Las escuelas del kínder al grado 12 albergan a seis millones de niños en California.

“Estamos escribiéndoles para enfatizar la importancia de tomarse el tiempo para platicar con su personal y líderes acerca de la seguridad en las escuelas a la luz del trágico evento”, dijeron en una carta enviada a los distritos escolares, el superintendente de educación pública, Tom Torlakson y el secretario de la Agencia del Manejo de Emergencias de California (CalEMA), Mark Ghilarducchi.

“Ya sea que revisen sus procedimientos de seguridad o de participación especial de los maestros, padres y personal, cualquier paso que tomen ahora para prepararse para cualquier emergencia es extremadamente importante”, señalan.

Y hacen ver que algunos de los complots más atroces para dañar las escuelas y comunidades han sido frustrados por acciones sencillas de alerta y la preparación individual.

El superintendente de educación se unió también ayer a los presidentes de las asociaciones de maestros, padres, y administradores de escuelas del estado para enviar una carta al presidente Obama en la que le informan que las escuelas de California ya revisan sus políticas de seguridad.

“A lo largo de California, maestros, administradores y empleados clasificados están reafirmando a estudiantes y padres que nuestras escuelas son lugares seguros para que los alumnos estén ahí”, le dicen al Presidente en la misiva.

Pero también le hacen ver que además de esos importantes pasos se preparan para prestar atención a su llamado para una conversación nacional acerca de la seguridad escolar. “Esta violencia en contra de nuestros niños tiene que terminar”, dijeron Torlakson y otros líderes a Obama.

Al tiempo que se ponía presión a los distritos escolares, se daba a conocer también que la información más reciente de la Tarjeta de Responsabilidad de las Escuelas (SARC) de 2009 revelaba que el 32.5% de las escuelas intermedias de Los Ángeles no tiene planes de seguridad en absoluto. En total, la tasa reportada de no cumplimiento de planes de seguridad fue de 52.3% hace tres años.

Y para responder a las preocupaciones de los padres del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) sobre la seguridad en las escuelas que han llegado a directivos escolares tras la tragedia en Connecticut, el superintendente John Deasy dio ayer una conferencia de prensa, en la que dijo, que la policía hará otra revisión de sus políticas en cuanto al acceso a los campus.

“Ahora mismo, a la amplia mayoría de nuestras escuelas, sólo se puede tener acceso a través de la oficina principal. Las áreas de juego y salones de clases son protegidos con rejas y cercas bajo llave”, señaló.

Sin embargo, hizo ver que están abiertos a cualquier sugerencia para mejorar la seguridad. Actualmente tiene 200 agentes que patrullan las escuelas durante el horario escolar, y hay uno estacionado en cada escuela. En 2007, antes de los recortes presupuestales llegaron a tener hasta 350 en patrullaje.

Por su parte, el senador demócrata de Torrence, Ted W. Lieu anunció planes para presentar un proyecto de ley que obligue a las escuelas a prepararse con planes de respuesta a las emergencias.

“Actualmente el estado no tiene datos precisos sobre cuántas escuelas públicas han establecido planes de seguridad pública que resuman los pasos de emergencia que deben ser tomados inmediatamente después de que una cosa horrible ocurra”, dijo Lieu.

Hasta el año pasado, observó, ningún distrito había sido multado por fracasar en reportar a una escuela que no haya desarrollado un plan de seguridad escolar. Como consecuencia, consideró que demasiadas escuelas no tienen un plan o han fallado en actualizar o diseminarlo si lo tienen.

En 2011 Lieu trató de impular un proyecto de ley similar para obligar a las escuelas a tener un plan de emergencia luego de un cierre de emergencia en nueve escuelas de Los Ángeles cuando se reportó a un hombre armado en las cercanías, pero no consiguió que se aprobara.

Y la posibilidad de que un brote de violencia se presente, está latente. Apenas la semana pasada, al detectarse la presencia de sospechosos de robo en el área, las escuelas del Distrito Escolar Unificados Palos Verde Peninsula cerraron de emergencia.