Un año inolvidable para Vicente Fernández (Fotos y video)

La gira de despedida de Vicente Fernández pronto se convirtió en una dramática cancelación de conciertos debido a un problema de salud del que salió bien parado.
Un año inolvidable para Vicente Fernández (Fotos y video)
Vicente Fernández el pasado 14 octubre en Guadalajara (México), donde dijo adiós a los palenques.
Foto: Notimex

Su potente voz y su interminable carisma han convertido a Vicente Fernández en el máximo emblema de la música mexicana.

El Charro de Huentitán, El rey de las rancheras y El hijo del pueblo son algunos de los apodos que el público ha elegido para referirse con cariño al cuarto gallo de México.

Con una longeva carrera profesional de más de 45 años, Chente ha logrado vender más de 65 millones de discos y ha grabado más de 100 álbumes.

“No hay un artista más reconocido que él hoy en día en la música de mariachi y es un artista que está constantemente en el top 5 [los primeros cinco lugares] saque lo que saque y constantemente está dando giras en este país y además internacionalmente”, dijo Leila Cobo, directora ejecutiva de programación y contenido latino de Billboard.

Pero este éxito no le fue fácil conseguirlo al intérprete de 72 años.

El niño que empezó a cantar a los siete años y aprendió a tocar la guitarra a los ocho años, ganó un concurso de talento a los 14. Al darse cuenta de que era del agrado del público, empezó a cantar en fiestas familiares y locales populares.

A los 24 formó parte de reconocidos grupos como el Mariachi Amanecer de Pepe Mendoza, y el Mariachi de José Luís Aguilar (Felipe Arriaga) y tocó para un programa de radio en Guadalajara llamado Amanecer tapatío.

Deseoso de crecer en su profesión se mudó a la capital mexicana en los años 70, pero cada vez que tocaba puertas en las discográficas era rechazado.

Su suerte cambió cuando en 1966 firmó un contrato con Sony Music, antes llamada CBS México, y grabó temas como Tu camino y el mío, Perdóname y Cantina del barrio, logrando altas ventas que solo siguieron en ascenso con las siguientes producciones.

Vicente Fernández es la primera gran figura del mariachi que no es una figura trágica. Tiene la gran trayectoria y ha podido hacer su carrera a fondo y ha logrado en los últimos 40 años mantener toda esta tradición viva, no como algo de la nostalgia. Porque el mariachi se puedo haber convertido en un género del pasado, como ha ocurrido con el tango, pero él ha mantenido la gran presencia y todo el género vivo”, comentó Gregorio Luke, experto en la cultura mexicana y excónsul de asuntos culturales del consulado de México en Los Ángeles, al referenciar a Fernández con Jorge Negrete, Pedro Infante y Solís, considerado los “tres gallos”.

Otra de sus facetas importantes ha sido la de actor de cine, ámbito en el que debutó en 1971 en Uno y medio contra el mundo y en el que realizó papeles como un hombre macho y valiente.

En 1974 dio su gran salto a la fama con su papel en La ley del monte que obtuvo un gran reconocimiento, afianzado por el disco que grabó con los temas de esta cinta, incluyendo el tema homónimo y que sigue siendo uno de sus mayores éxitos.

A esta película le siguieron más de 25 como El tahúr —en la que también fungió de director asistente — y Sinvengüenza pero honrado, hasta que decidió concentrarse totalmente en su música logrando dejar huella desde los setenta hasta el presente.

Una de esas demostraciones de su gran talento interpretativo fue cuando en 1976 lanzó el tema inédito Volver, volver convirtiéndolo en uno de sus hits más importantes y en un himno para sus compatriotas.

A estos le siguieron un sin fin más de discos y éxitos como Que de raro tiene, en 1992, Lástima que seas ajena, en 1993, Aunque me duela el alma, en 1995, Me voy a quitar de en medio, misma que fue el tema principal de la telenovela La Mentira en 1998, además de Acá entre nos, Mujeres divinas y Estos celos.

Pero además de su incansable carrera discográfica y cinematográfica, la trayectoria de uno de los más grandes ídolos de México ha estado compaginada con una extensa gira de presentaciones en palenques, arenas y estadios del mundo como parte conciertos anuales por varias ciudades del mundo, incluyendo a Los Ángeles durante los últimos 30 años. Igual se presenta en la Plaza de Toros México que en el Madison Square Garden de Nueva York, el Gibson Amphitheatre de esta ciudad que en la Feria de Texcoco en el Estado de México.

“Él se ha forjado en palenques, nada le vino fácil. No es de esta generación de prestigios inventados en el que si promueves a una persona en la televisión se hacen famosos”, comentó Luke.

Con su conocido lema: “Mientras ustedes no dejen de aplaudir, su Chente no deja de cantar” ha deleitado a sus seguidores en cada uno de sus conciertos.

“Pocos artistas hay en el mundo que tengan una relación más estrecha con su público que Vicente Fernández. Él no solamente tiene carisma y buena voz, él nunca se ha olvidado que se debe al público. Yo no sé de ningún artista de ningún otro género que cante hasta que le aplaudan, por tres, cuatro y hasta cinco horas seguidas”, añadió Luke.

Para el musicólogo local Steven Loza, el legado de Fernández en la música ranchera así como en la general es indiscutible.

“La historia va a decir que a pesar de todo: premios, dinero, videos, discos, es la voz de este hombre que es el logro más fantástico. Para mí su legado no va a ser sus películas, como es el caso de Pedro Infante y Jorge Negrete. En el caso de Vicente es la voz, su música. Vicente Fernández es el cantante”, aseguró el catedrático de la Universidad del Sur de California (USC).

Con tantos logros de Fernández, llegaron también innumerables premios, incluyendo Billboard, Latin Grammy, Grammy, Lo Nuestro, Mr. Amigo y la Persona del Año de la Academia Latina de la Grabación en 2002.

Pero a pesar de esto, el consenso es que la actitud de Fernández hacia su público sigue siendo la del cantante novato que busca complacer desde el más chico al más adulto.

“Es un cantante sin igual porque tanto las [canciones] viejitas como las nuevas la gente lo disfruta. La gente se quiere ‘reventar’ tanto con Las llaves de mi alma como con Esos celos. Por eso tanta las viejitas como las jovencitas lo quieren besar. La persona reconoce cuando hay talento, sin importar la edad y ese gusto que siente la persona por ese artista lo reafirma el hecho de que su mamá y su papa también le gusta”, expresó el locutor radial Carlos Álvarez de KLVE (107.5 FM), quién ha sido testigo de esas demostraciones de afecto hacia el cantante.

Vicente Fernández asustó el pasado octubre a sus fans y a su familia al anunciar que tenía lo que él llamó ‘una bolita’ en el hígado, que lo llevó a cancelar su gira de conciertos con la que planeaba despedirse de los escenarios.

Pero tras una operación y reposo, Chente confirmó que todo salió bien y pretende reiniciar ese tour histórico en los próximos meses.

Y es que no importa dónde se presente o se pare Vicente Fernández. Él siempre será para el público de habla hispana Chente, el rey de las rancheras.