Cómo desarrollar hábitos o metas saludables

No existe nada más potente para lograr un estilo de vida sano que nuestra fuerza de voluntad. Es que…

Cómo desarrollar hábitos o metas saludables
Foto: morguefile.com

No existe nada más potente para lograr un estilo de vida sano que nuestra fuerza de voluntad. Es que las recomendaciones médicas o los consejos de familiares y amigos no te valdrán de nada si no pones tu empeño en ello. Se trata, pues, de desarrollar hábitos o metas que mejoren tu salud física y mental. Y ser consecuente con ese propósito, obviamente.

¿Quién no sabe que el sobrepeso es un factor de riesgo de un sinnúmero de enfermedades? ¿Quién no conoce que el tabaquismo y el alcoholismo constituyen un severo problema? ¿Quién no entiende que el sedentarismo es altamente perjudicial también?

Partiendo de esas tesis científicamente comprobadas, y en aras de mantenerte saludable, sería bueno que introdujeras algunos cambios en tus hábitos o metas del día a día:

Para estar completamente sanos, no basta con que no padezcamos de ninguna enfermedad: la tranquilidad mental es igualmente imprescindible, según la definición de salud esbozada por la OMS. Esto significa que hay que estar alertas ante las señales del estrés y la depresión, fundamentalmente.

Se sabe que a veces es inevitable estresarse: la vida agitada que (casi todos) llevamos y los obstáculos de la cotidianidad son razones suficientes para sufrir de tales desórdenes. Sin embargo, hay ciertas recomendaciones que podrían ayudarte mucho si las sigues al pie de la letra:

Si te fijas, ninguno de estos hábitos o metas son inalcanzables: todo está -repito- en el empeño que le pongas. Terminarás por acostumbrarte a un estilo de vida saludable e, incluso, presumirás de ello.