Define fallecimiento de Jenni Rivera el ámbito grupero en 2012

Horóscopos de Durango se mete en líos con la justicia; Espinoza Paz se desdijo de su retiro de los escenarios y la detención de Gildardo Zárate, fueron algunos de los escándalos más sonados del año. La muerte de Jenni Rivera sentenció un mal 2012 para el género

Define fallecimiento de Jenni Rivera el ámbito grupero en 2012
La hermana de Jenni Rivera confirmó ayer que se hará cargo de los hijos y negocios de la cantante.
Foto: Notimex

MÉXICO, D.F.— El ámbito de la música grupera quedó definido este año con la trágica muerte de la cantante Jenni Rivera, el pasado nueve de diciembre, al desplomarse el avión en el que se trasladaba de Monterrey a la ciudad de Toluca.

Todos los escándalos que protagonizó Jenni en el año, como el pleito con un directivo de una casa discográfica donde grabaría una de sus hijas, el proceso de divorcio con el beisbolista Esteban Loaiza y la agresión a un fan en el escenario, se desvanecieron junto con su propia vida, para dar paso a la leyenda.

Precisamente ayer, Rosie Rivera, hermana de la fallecida, confirmó que tendrá la custodia de los hijos de esta, además de hacerse cargo de las cuestiones legales y financieras.

En la cuenta oficial de Facebook de Jenni Rivera se lee: “Les informo a todos los fans de mi hermana Jenni que ahora nosotros nos haremos cargo de sus cuentas para mantenerlos informados de lo que venga, gracias por hacer de mi hermana una gran señora”.

La Diva de la Banda dejó a sus hijos una fortuna aproximada de $27 millones.

Durante este 2012, ocurrió otro aparatoso accidente, este sobre carretera, cuando el autobús de La Banda El Recodo de Don Cruz Lizárraga, se volcó en la autopista 123 de San Antonio, Texas, en agosto pasado.

En el percance el más dañado de los músicos fue el heredero de la agrupación, Alfonso Lizárraga, con fractura en una de sus piernas, que superó en poco tiempo.

Las que enfrentaron un problema legal, al ser arrestadas, fueron las hermanas Vicky y Marisol Terrazas, del grupo Horóscopos de Durango, cuando en noviembre pasado, agredieron de forma verbal a las autoridades en uno de sus conciertos luego de que estas reprendieron a sus seguidores, situación que no gustó a las cantantes.

Ambas artistas tuvieron que presentarse ante las autoridades de Florida, consiguiendo su libertad al pagar 140 mil dólares de multa.

Asimismo, en octubre destaca el anuncio de Espinoza Paz de retirarse de los escenarios, por diferencias con su representante, justo en el momento en el que goza de gran popularidad entre los seguidores del género regional mexicano, aunque el mismo compositor señaló semanas después que nunca dejaría de cantar.

Tampoco se olvida el secuestro del fundador de la Número Uno Banda Jerez, Marco Flores, ocurrida en junio pasado, y liberado al siguiente mes sano y salvo.

Así como el asesinato en Guadalajara de la representante del cantante José Angel Ledezma, mejor conocido como “El Coyote”, de nombre Rosalba Alcaraz.

La noticia, incluso, mandó al hospital al mismo “Coyote”, por una descompensación, permaneció en observación y bajo sedantes.

Este 2012, también será recordado, por la detención de uno de los exmúsicos de la Única e Internacional Sonora Santanera, Gildardo Zárate, quien fue acusado por lucrar y plagiar la marca “Sonora Santanera”.

Lo anterior fue informado por los dueños de los derechos de marca y propiedad, Arturo Ortiz y Antonio Méndez, quienes destacaron que el caso será una llamada de atención para el resto de las agrupaciones que piratean el nombre de la agrupación.

Cabe recordar el escándalo que protagonizó el vocalista y accionista de la Arrolladora Banda El Limón, Jorge Medina, quien circuló en las redes sociales una serie de fotografías desnudo mostrando sus genitales.

Además del acoso sexual en un concierto en la Arena Monterrey, al levantarle el vestido a una fanática exponiéndo públicamente sus partes nobles ante miles de seguidores, acto por el que fue demandado.

En este recuento de escándalos, no podía faltar la estrepitosa caída del cantautor Joan Sebastian de su caballo y su recaída de cáncer y su incansable lucha ante este mal, que lo mantiene en observación médica constante.

En otro caso, el líder y fundador del grupo duranguense, Patrulla 81, José Angel Medina, sufrió un secuestro express al abordar un taxi en la Ciudad de México, donde fue golpeado y robado por sus captores, quienes le perdonaron la vida, al saber quién era, ya que los maleantes eran seguidores de esta agrupación.

En marzo pasado, el fundador del grupo tropical Yaguarú, Angel Venegas Frías, recibió la noticia de que fue despojado de sus bienes, de su grupo y de su nombre, a manos de quien fuera en ese entonces su esposa, Elvia Fabián Millán.

El fundador del grupo tropical, informó en esa ocasión a Notimex, el insólito suceso, luego de que éste en alguna ocasión en que se sometió a una operación de columna le cedió el título de derechos a su esposa de manera momentánea, en lo que se recuperaba de la intervención quirúrgica.

Sin embargo y al paso del tiempo, y previo a otra operación, esta vez de trasplante de riñón, Venegas Frías, descubrió que ya no era dueño ni de su nombre, por lo que emprendió acciones legales para recuperar sus bienes, entre ellas el divorcio.

Una vez separado, logró registrar bajo derecho de autor la sociedad Los Yaguarú de Angel Venegas Frías S.A.de C.V. y demandar por plagio a su ex pareja, logrando sanciones para ella y los músicos que la acompañan explotando indebidamente la marca.