La mesa de Año Nuevo debe vestirse elegante

La cena para recibir el 2013 amerita ser elegante, de manteles largos y blancos

La mesa de Año Nuevo debe vestirse elegante
Los arreglos florares y las velas que decoran la mesa familiar de gala deben ser bajos.
Foto: La Opinión - Archivo

Así sea tan solo una cena para usted y su pareja o con sus familiares y amigos cercanos, la mesa de Año Nuevo deber ser festiva, formal, elegante.

Y para ello no necesita gastar mucha energía ni dinero. Solo tiene que organizarse y desempolvar la vajilla fina de porcelana que hace muchos años tiene guardada en la vitrina del comedor para esa ocasión especial que nunca llega. ¡Entonces que espera! Cada inicio de un nuevo año es una ocasión más que especial, particularmente cuando lo festeja al lado de sus seres queridos. ¡Usted y ellos merecen lo mejor!

Vajilla

Si la vajilla que posee es blanca y tiene un borde dorado o plateado, mucho mejor. En ese caso, solo tendrá que comprar en cualquier almacén Big Lots! o Macy’s los bajoplatos de color dorado o plateado (elaborados por lo regular de plástico) según el borde de su vajilla. A precio de promoción, cada pieza la puede salir costando menos de dos dólares.

Si no le gustan los bajoplatos, entonces consiga en las tiendas de precios rebajados —como Target, Home Goods, T. J. Maxx o Marshalls— unos individuales fabricados en tela de tono dorado o plateado, que hagan juego con el mantel blanco que usará para vestir la mesa.

Si el mantel tiene algún diseño, entonces tendrá que seleccionar unos individuales sin diseños o adornos.

Los platos

Sobre el individual o el bajoplato, ponga el plato llano. Este no debe ser más grande que el bajoplato. Luego, sobre el plato llano, coloque el plato de la ensalada. Y, finalmente, la servilleta.

Las servilletas

La mesa de gala se viste con servilletas de tela, que hagan juego con el mantel. De no tener servilleteros, póngalas simplemente dobladas (en forma de triángulo) sobre el plato y sobre éstas puede colorar un pequeño racimo de uvas (ojalá de color dorado o plateado). Éstos los puede comprar en tiendas como Michaels. Pero si tiene ya en su casa unos racimos de uvas de plásticos, entonces solo tendrá que píntelos completamente de dorado o plateado con pinturas no tóxicas y de uso seguro que puede comprar en los almacenes de suministros para la creación de manualidades y artesanías.

Los cubiertos

La mesa de mantel blanco exige cubiertos de plata o de acero inoxidable (stainless). Antes de ponerlos en la mesa, asegúrese de que estén bien limpios. Lave con bicarbonato de soda y limón los cubiertos de plata manchados de óxido, o simplemente flótelos con un paño para brillar la plata. Luego de limpiarlos, lave los cubiertos con agua y jabón y séquelos bien.

Estando limpia la cubertería, proceda a colocar los cubiertos en cada puesto.

Los cubiertos se disponen de la siguiente manera: a la izquierda van los tenedores, cerca de los platos se coloca el tenedor normal y luego (hacía afuera) el de la ensalada. A la derecha, de adentro hacia fuera, se coloca el cuchillo de carne con la hoja hacia adentro y hacía afuera la cuchara.

Los cubiertos para el postre se ubican al frente de los platos.

Copas y vasos

Las copas y los vasos de cristal son fundamentales en la mesa de gala. Si los tiene úselos, sin temor de que alguien los rompa. Lo importante es gozar la primera cena del año con su pareja, familia y amigos.

Las copas y vasos se colocan también al frente de los platos. A mano derecha. Primero debe ir la copa o el vaso para el agua y seguidamente la copa para el vino (ya sea rojo o blanco) y luego la copa para la champaña.

Centro de mesa

Como adorno de mesa puede poner velas blancas en dos candelabros de color plateado o dorado. Ubique un candelabro al lado izquierdo de la mesa y el otro a la derecha. O, si lo prefiere, coloque tan solo un adorno de veladoras blancas, doradas o plateadas en el centro de la mesa. Éste puede llevar un arreglo de rosas blancas como parte de la decoración.

Si no desea flores ni velas. Entonces puede poner un florero bajo con espigas (que simbolizan la abundancia), y a su alrededor una bandeja con varios racimos de uvas (rojas, moradas y verdes).

Recuerde que los adornos de mesa no deben ser altos. Éstos bloquean los rostros y la comunicación de los comensales.