TU TECNOLOGÍA: ¿Que hacer con los regalos que no son de tu agrado?

Llegaron los días después de la Navidad y, si nos portamos bien en el año que pasó, recibimos esos codiciados regalos. La mayoría de las veces si tuvimos el cuidado de alertar a nuestros familiares disimuladamente de lo que queríamos, nos regalan ese preciado regalo. Pero muchas veces terminamos con ese equipo, playera o búcaro que no sabemos qué hacer con él.

Hay tres caminos comunes que tomamos, que son: quedarnos con el regalo que no nos gusta, ir a la tienda a cambiar la talla o el color porque no nos sirve o no combina con nuestra ropa, o sencillamente tratar de obtener crédito o recibir un dinerito para comprarnos lo que sí nos gusta.

Poniendo al lado los sentimientos, estos últimos son caminos que puedes considerar, así que aquí tienes varios consejos para que no tengas problemas a la hora de devolver o retornar un artículo:

1. El recibo es rey. Si no tienes el recibo original eso limitará tus opciones. Existen también los llamados gift receipts o recibos para regalos que no muestran el precio por cortesía, pero que le dan a la tienda toda la información que necesitan para saber el precio al que se vendió el artículo originalmente, ya que si hubo descuentos y no tienes el recibo, puede que solo te devuelvan el dinero según en el precio más bajo que tuvo el artículo en los últimos meses. Si el artículo costaba 100 dólares y está en venta por 50 dólares, pero no tienes el recibo, te devolverán 50 dólares sin importar la cantidad que originalmente se pagó.

2. Al abrir un regalo trata de no dañar la caja. Si ya lo hiciste, eso puede limitar tus opciones ya que, a la hora de devolverlo, los empleados de la tienda evalúan si pueden sencillamente revender este artículo; sin embargo, si este no es el caso, tal situación puede limitar tus opciones.

3. Si fue comprado en línea verifica con la compañía donde fue vendido, ya que los artículos comprados en el Internet pueden tener requerimientos especiales de devolución a través del correo en vez de en la tienda. Este no es el caso con todos los artículos, pero si no estás seguro, verifica antes de dar el viaje. También necesitarás saber quién paga por el reenvío, ya que este costo puede ser necesario para recibir un reembolso y saber si cobran una multa llamada un restocking fee, para colocar de nuevo el artículo en su correspondiente inventario.

4. No pierdas tiempo. Las devoluciones durante este período puede que estén limitadas y no tengas todas las opciones disponibles si esperas hasta el año nuevo, y hasta es posible que no puedas intercambiar o devolver el artículo luego de cierta cantidad de tiempo.

Al final, no hay que sentirse mal si no puedes intercambiar ese artículo, ya que siempre puedes venderlo en sitios como Amazon.com o eBay para recaudar dinero y hacerte ese regalito que realmente tanto quieres o necesitas. Después de todo, el propósito del regalo es hacerte feliz y lo puedes lograr al final, aunque sea de una manera indirecta.