Obama realiza nominaciones

El republicano Chuck Hagel va a Defensa y John Brennen a la CIA

Obama realiza nominaciones
El senador por Nebraska Chuck Hagel, nominado para secretrio de Defensa de EEUU.
Foto: EFE

WASHINGTON, D. C. (AP).— El presidente Barack Obama anunció el lunes a Chuck Hagel como su nominación para ser el próximo secretario de Defensa y al asesor en contraterrorismo John Brennan para que dirija la CIA, dos designaciones potencialmente controversiales en el equipo de seguridad nacional para su segundo mandato.

Hagel ha recibido duras críticas de legisladores del Partido Republicano, quienes consideran que el también exsenador republicano es antiisraelí y suave con Irán. Por su lado, Brennan, de 57 años “25 de ellos en la CIA”, retiró su aspiración al principal cargo en esa agencia de espionaje en 2008 en medio de una polémica por su relación con las duras técnicas de interrogación durante el Gobierno de George W. Bush.

La nominación de Brennan también llamará la atención hacia el programa estadounidense secreto de aeronaves no tripuladas, que es altamente impopular en el extranjero. El fue el primer funcionario del Gobierno de Obama en reconocer públicamente las operaciones de asesinatos selectivos.

Obama llamó a Hagel “el líder que nuestras tropas merecen” y dijo que ambos hombres entienden que “el trabajo de proteger a nuestra nación nunca se acaba”.

Junto con su nominado a secretario de Estado, el senador demócrata John Kerry, Hagel y Brennan asumirían posiciones clave para la instrumentación y estructura de las prioridades de Obama para la seguridad nacional en el segundo mandato. Los tres nombramientos deben ser confirmados por el Senado.

Al nominar a Hagel, Obama muestra que está dispuesto a enfrentar una férrea batalla por la confirmación. El republicano moderado de 66 años de edad ha criticado la discusión de una intervención militar tanto de Estados Unidos como de Israel en contra de Irán. Asimismo, molestó a varias personas que apoyan a Israel con su referencia al “cabildeo judío” en Estados Unidos. Y ha apoyado los esfuerzos de llevar a Irán a la mesa para futuras negociaciones de paz en Afganistán.