Caín no es ‘malo’

En visita a México, el campeón del UFC dice que no le gusta su apodo
Caín no es ‘malo’
Caín Velázquez atiende a uno de sus fans en su visita a Ciudad de México, donde ocasionó tumultos.
Foto: AGENCIA REFORMA

MÉXICO, D.F.— El que le llamen “el hombre más malo del mundo” simplemente no le agrada a Caín Velásquez, ni siquiera por ser el campeón de peso completo del Ultimate Fighting Championship (UFC).

El monarca de mayor peso en la mejor empresa de Artes Marciales Mixtas (AMM) del mundo admite en entrevista que, si bien quiere dejar huella y ser recordado en el octágono como uno de los mejores peleadores de todos los tiempos, también desea que se le dé la importancia que tiene como persona.

“No me gusta ese apodo. El tener el cinturón de peso completo me hace ser el mejor del mundo, pero no me gusta que me vean como malvado”, manifestó Velásquez.

Y es que su vida fuera del enrejado contrasta con la brutalidad con la que ha aplastado a sus rivales. En su cotidianeidad es un esposo dedicado y el padre amoroso de una pequeña de sólo tres años, además de haberse graduado como maestro de primaria.

“Soy otra persona cuando estoy en el octágono, cuando estoy entrenando, a cuando estoy con mi familia. No soy una persona ruda fuera del ring”.

“Me gustaría que recordaran a Caín Velásquez como peleador, con un estilo de pelea, todo el tiempo agresivo en el octágono, yendo adelante con mucho corazón, y como persona, tratando de ser un buen ejemplo para la gente”, aclaró Caín de visita en la Ciudad de México.

El peleador de origen mexicano ha noqueado a rivales de alto nivel, como Brock Lesnar y Antonio Rodrigo Nogueira, y apenas el 29 de diciembre recuperó la corona que le quitó Junior Dos Santos en noviembre de 2011, con una fenomenal golpiza al brasileño que le devolvió el título por decisión unánime en el UFC 155 en Las Vegas.

Sobre su futuro en el octágono, consideró que habrá un duelo interesante contra el ganador del duelo entre Alistair Overeem y Bigfoot Silva, quien tendrá el derecho de retarlo por el título, aunque no descartó un tercer enfrentamiento contra Dos Santos.

“Fue una pelea muy dura ante Dos Santos, y qué mejor que le gané en los cinco rounds y no por nocaut, así se comprobó que yo fui mejor que él y sin duda soy digno campeón mundial”, aseveró.

Caín Velászquez aseguró que pelear en México es un sueño que tiene desde hace mucho, sin embargo no depende de él, sino de los dirigentes de la UFC, quienes están entusiasmados por armar una función en territorio nacional encabezada por Caín.

“Yo deseo pelear en México, ante mi gente y aficionados, quienes me han apoyado en todo momento, tanto aquí como allá en Estados Unidos, por eso creo que sería una buena forma de agradecerles, con una función aquí”, señaló el campeón de peso completo.

Indicó que la visita a la Ciudad de México fue para mostrar a los aficionados su cinturón de monarca mundial de peso completo de la UFC que tanto trabajo le dio recuperar en una gran contienda ante el brasileño Junior Dos Santos en cinco trepidantes rounds.