Choferes de puerto alcanzan contrato laboral

El generoso contrato sindical que pactó un grupo de choferes con una compañía transportista que por años los trató mal, el primero en su tipo alcanzado en los puertos en tres décadas, podría definir el rumbo en la añeja lucha de los camioneros por mejores condiciones laborales.

Lo han logrado 65 choferes hispanos, los mismos que en 2011 denunciaron que la empresa Toll Group no les ofrecía acceso a sanitarios, agua potable, ni un lugar donde comer. Aquellos que vieron cómo 26 de sus compañeros fueron despedidos sólo por dirigir a los inconformes.

Desde el 1 de enero, cuando entró en vigor el contrato, todo eso quedó en el pasado, consiguiendo un aumento salarial del 50%, una contribución de la compañía de hasta el 95% de sus coberturas médicas, incentivos por carga, un plan de jubilación, el pago de horas extras y un salón para ingerir sus alimentos.

Hasta el sindicato de los Teamsters, que ahora los representa, ha quedado sorprendido por el acuerdo.

“El cambio ha sido drástico”, comentó Coral López, portavoz de la central sindical Change to Win. “Los choferes de Toll han dejado la prueba de que cuando un grupo se une puede ir contra una compañía multimillonaria, como Toll, y ganar”, agregó la vocera.

Representantes de Toll Group, con sede en Australia, no estuvieron disponibles para una entrevista.

Orlando Ayala, quien trabaja para la transportista desde hace cinco años, asegura que el contrato envía un mensaje fuerte a otros camioneros que son víctimas de explotación laboral. “Se aprovechan de nosotros por equis razón y no abrimos los ojos, nunca se nos da el respeto. Ojalá que todos se estén organizando”, comentó este guatemalteco de 38 años.

Uno de los beneficios que ya palpó es que su familia recibiera atención odontológica. “Mis dos hijas, mi esposa y hasta a mí nos pusieran frenos. Sin esto jamás lo hubiera podido hacer”, comentó.