Hilda Solís se va

Secretaria del Trabajo podría buscar nuevo puesto

La única latina en el gabinete del presidente Barack Obama, la californiana Hilda Solís renunció ayer sorpresivamente a su cargo como Secretaria del Trabajo, luego de casi cuatro años al frente.

“Después de mucha discusión con la familia y amigos cercanos, he decidido comenzar un nuevo futuro y regresar a la gente y a los lugares que amo y que me han inspirado y moldeado mi vida”, dijo Solís en una carta enviada a los empleados del Departamento del Trabajo del que estuvo al mando, desde el 24 de febrero de 2009.

Agregó que “como hija de padres inmigrantes que trabajaron en fábricas, pagaron sus cuotas sindicales y alcanzaron la meta de una vida de clase media, y como la primera latina en dirigir una agencia federal grande, ha sido un increíble honor servir”.

En un comunicado, el presidente Obama llamó a Solís una campeona incansable de las familias trabajadoras no sólo como secretaria del Trabajo sino a lo largo de su carrera pública como defensora de la justicia ambiental, legisladora estatal y miembro del Congreso. “En los últimos cuatro años, fue un miembro crítico de mi equipo económico mientras trabajábamos para recuperarnos de la peor recesión económica desde la Gran Depresión y fortalecíamos la economía para la clase media”.

Solís era la primera mujer latina en servir en un gabinete estadounidense como la secretaria del trabajo número 25. Un cargo al que fue designada tras ocho años como congresista de Los Ángeles.

Entre sus logros, citó, más de 1.7 millones de personas que culminaron programas laborales de entrenamiento financiados por la federación.

La entrega de 67,000 millones dólares en beneficios de desempleo, y entrenamiento bajo el plan de reactivación económica. Y el año pasado recuperaron 280 millones de dólares, el mayor número de salarios no pagados en la historia para más de 300,000 trabajadores a quienes se les había negado su derecho a un pago justo.

Su salida inesperada cayó de sorpresa en California. Joseph Villela de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes de Los Ángeles (Chirla) expuso que se va una campeona increíble, abogada de los trabajadores de bajos ingresos y una promotora de una reforma migratoria humana.

Arturo Rodríguez, presidente del Sindicato de Trabajadores Unidos (UDW) recordó que una de sus primeras acciones como secretaria del Trabajo fue revertir unos cambios de último minuto hechos por la administración Bush al programa de trabajadores huéspedes de la agricultura, H2A. “El movimiento aseguró que los derechos tanto de trabajadores huéspedes extranjeros como domésticos en la agricultura fueran respetados”, dijo.

El secretario de Justicia, Eric Holder permanecerá en el gobierno del presidente Obama para su segundo mandato. Lo mismo ocurrirá con Kathleen Sebelius, secretaria de Salud y Servicios Humanos y Eric Shinseki, secretario de Asuntos de Veteranos de Guerra.