Duro contra armas

Políticos estatales discuten pasos a seguir para evitar otra tragedia
Duro contra armas
Una mujer no identificada llora afuera de la secundaria Taft Union de Taft tras un tiroteo que dejó a un estudiante herido.
Foto: AP

SACRAMENTO.— Aún siendo líder nacional en control de armas, por tener las leyes más estrictas de la nación, California no está al margen de sufrir una tragedia como la ocurrida el mes pasado en una escuela de Connecticut que cobró la vida de 12 niños.

Asustados por esa tragedia, los legisladores estatales respondieron de inmediato con tres proyectos de ley que ahora se ventilan en Sacramento.

La SB47 del senador Leland Yee prohibiría que armas semiautomáticas como la AR-15s y AK-47s tengan cargadores que sean fácilmente abastecidos con múltiples rondas de municiones.

El senador Kevin de León presentó la SB37, que obligaría a quienes quieran comprar municiones, a obtener un permiso anual del Departamento de Justicia.

Para obtener dicho permiso, el aspirante a comprar balas tendría que pasar por un examen de antecedentes penales.

La asambleístaNancy Skinner presentó la AB48 para obligar a que los vendedores de municiones obtengan una licencia y reporten sus ventas al Departamento de Justicia. Además requiere que cuando se compren grandes cantidades en un corto tiempo se reporten a la policía local,y se presente una identificación para comprar las balas.

“Con los derechos vienen responsabilidades ya que mientras la segunda enmienda da a cada uno de nosotros el derecho a portar armas, también dice claramente que tales derechos pueden y deben ser regulados”, indicó en Skinner durante la conferencia de prensa cuando presentó su iniciativa.

Apenas el jueves a 120 millas al Norte de de Los Ángeles en el condado de Kern, en la secundaria Taft Union del área de Bakerfield, un estudiante de 16 años disparaba a dos de sus compañeros y dejaba a a uno de ellos herido en condiciones críticas.

Kim Brettschneider, coordinadora estatal del Fondo de Defensa de los Niños de California alzó la voz para cuestionar qué es lo que se necesita hacer para parar la locura de la violencia de las armas cuando un niño o un adolescente es herido de bala cada 30 minutos.

“¿Qué se tiene que hacer para que los políticos pongan en vigor leyes sensibles contra las armas y no tengamos que mirar con horror como nuestros niños son heridos con armas en las escuelas?”, dijo Brettschneider al conocer de la reciente tragedia en la escuela de Bakerfield.

Amanda Wilcox de la Campaña Brady para Prevenir la Violencia por las Armas, sostiene que si bien California es un modelo en la nación en cuanto a que tiene leyes estrictas para las armas de fuego, y las estadísticas han demostrado que se ha bajado las muertes, aún queda mucho por hacer para evitar que caigan en manos criminales.

“Nos limita el hecho de que aunque tenemos leyes estrictas, pueden entrar armas y municiones de otros estados que tienen regulaciones débiles. Así que por lo menos después de la tragedia, a nivel nacional, se tiene que pedir los antecedentes penales de los propietarios de armas y esto es algo que el 74% de los miembros de la Asociación de Propietarios de Armas(NRA) apoya”, indicó.

Las nuevas iniciativas en California tratan de responder a lo que llevó a las matanzas del año pasado.

A nivel nacional, la administración Obama y los demócratas presionan por iniciativas para controlar las armas particularmente por renovar la prohibición de las armas de asalto. El vicepresidente Biden, quien encabeza un grupo de trabajo para crear un plan que detenga la violencia generada, que abarque desde la salud mental hasta la industria del entretenimiento con sus videojuegos, planea presentar mañana martes una serie de propuestas al presidente Obama la próxima semana con base en las discusiones que ha tenido con los diferentes grupos