Policía hiere a sospechoso armado en cine de San Diego

Incidente interrumpe proyección de 'Les Miserables'; no hubo fatalidades
Policía hiere a sospechoso armado en cine de San Diego
Agentes de la policía interrogan a testigos la noche del sábado tras el incidente en el que un sospechoso de violencia doméstica fue herido por la policía durante la proyección de una película en un cine del Condado de San Diego.
Foto: AP

SAN DIEGO (AP).— Las personas que se encontraban en un cine de San Diego se agacharon buscando protegerse cuando la policía irrumpió en la sala mientras se proyectaba una película y le disparó e hirió a un sospechoso de cometer actos de violencia doméstica, quien estaba armado y se hacía pasar por un miembro de la audiencia.

Las luces se encendieron repentinamente durante la proyección de Les Miserables el sábado por la tarde en Reading Cinemas Carmel Mountain, ubicado en la zona norte del Condado de San Diego, y dos agentes que habían estado recorriendo varios cines encontraron al sospechoso entre unas 15 personas en la audiencia, que en su mayoría se agacharon y se arrastraron por el suelo hasta la salida más próxima, informaron los agentes de policía y los testigos.

El sospechoso, Tom Billodeaux, residente de Escondido, de 20 años, al inicio obedeció al agente que se le acercó y levantó las manos vacías, pero luego “las bajó a la falda… sacó un revólver y le apuntó al agente”, informó la policía en una declaración.

El agente, que hacía unos 18 meses que se encontraba trabajando en el departamento, le disparó a Billodeaux en el pecho y en el brazo, señaló la policía.

Ninguna otra persona, incluyendo la víctima de violencia doméstica en el incidente inicial, resultó herida, informó el teniente de policía Ernie Herbert.

Billodeaux se encontraba internado en el hospital el domingo por la mañana, pero se espera que sobreviva a los disparos. Será fichado en la cárcel del condado una vez que reciba el alta médica, informó la policía.

Los agentes de policía con los que se pudo hablar por teléfono no sabían si el sospechoso ya contaba con un abogado, y no se pudo encontrar información de contacto sobre Billodeaux, su familia ni sus amigos.

La policía había comenzado una intensa operación para localizar a Billodeaux, luego de que testigos denunciaran haberlo visto implicado en una pelea con su novia en su lugar de trabajo, frente al centro comercial que rodea al cine, señaló el teniente Ernie Herbert.

Los compañeros de trabajo y los testigos ayudaron a la mujer a retirarse en forma segura, pero Billodeaux los amenazó con una pistola y salió corriendo hacia el centro comercial, informó la policía.

El propietario de un negocio junto al cine afirmó que la policía cerró el estacionamiento del centro comercial y detuvo a todos los automóviles en busca de Billodeaux. Agentes de policía con perros registraron cada negocio, mientras que un helicóptero de la policía sobrevolaba el centro comercial.

“Había 20 patrulleros de la policía bloqueando la entrada, y luego llegaron un camión de bomberos y una ambulancia”, dijo Steve Krongard, propietario de la tienda de videojuegos Nickel City. “Luego vimos a siete agentes portando algo parecido a un rifle, y después entraron paramédicos al cine.”

Hebert dijo que la policía se enteró de que un hombre armado se había escabullido en el cine.

El capitán Terry McManus informó a U-T San Diego que la policía registró cine por cine y evacuó a todo el público hasta que dos agentes lo localizaron en una sala con poco público donde se proyectaba Les Miserables.

Los agentes consideraron que sus vidas corrían peligro, dijo, “y aún más importante, pensaron que las vidas de otras personas estaban en peligro.”

McManus señaló que el hombre armado nunca amenazó a las demás personas en la sala del cine. Dijo que el hombre había dejado una nota suicida en su hogar de Escondido antes de dirigirse al lugar de trabajo de su novia para confrontarla.

Justo un día antes en un cine ubicado en la localidad cercana de San Marcos, alguien efectuó un disparo durante una pelea en el estacionamiento que atravesó un vidrio de la entrada y causó una herida en el brazo a una mujer que trabajaba en el mostrador de venta de golosinas del cine. Nadie fue arrestado en relación con ese caso.

Los incidentes tienen lugar al final de una semana e hizo resurgir el evento ocurrido el 20 de julio en el cine de Aurora, Colorado, que dejó un saldo de 12 muertos y 70 personas heridas.

El sospechoso James Holmes, de 25 años, recibió el jueves la orden de someterse a juicio.