A favor de licencias en Lancaster

Es hora de que todos reconozcan que ellos son ya una parte integral y permanente de nuestras comunidades, según el alcalde Rex Parris

El alcalde de la ciudad de Lancaster, donde habita un gran número de hispanos, se declaró partidario de otorgarles licencias de conducir a los indocumentados.

“Rechazar darle licencias a los conductores inmigrantes no significa un impacto discernible en la cantidad de inmigrantes indocumentados que vivan o se vayan de California, aunque sí ha hecho nuestras carreteras más inseguras”, dijo ayer el alcalde Rex Parris en un comunicado en el que manifestó su respaldo a los permisos de conducir para los inmigrantes indocumentados.

Perris criticó el debate político que gira en torno a las licencias.

“El debate californiano sobre inmigración está lleno de posturas políticas e ideologías extremas y muchas personas no pueden verlo como un asunto práctico”, señaló el alcalde.

“Es hora de que todos reconozcan que los inmigrantes indocumentados son ya una parte integral y permanente de nuestras comunidades y no se van a ir; ellos están aquí para trabajar y vivir en nuestro estado”, afirmó el alcalde.