A juicio los 6 de Bell

Hoy inicia selección de jurado en caso contra exconcejales de la municipalidad
A juicio los 6 de Bell
Los concejales acusados en el caso de corrupción en la Ciudad de Bell. De izquierda a derecha, Luis Artiga, George Cole, Teresa Jacobo, Oscar Hernández y George Mirabal.
Foto: Archivo / AP

Seis exoficiales de la municipalidad de Bell, plagada por los escándalos, se someterán a juicio esta semana por un caso de corrupción masiva que dejó casi en la quiebra al suburbio al suroeste de Los Ángeles.

El exalcalde, la exvicealcaldesa y cuatro exmiembros del Concejo Municipal se enfrentan a 20 cargos de apropiación indebida de fondos públicos en esta denuncia por delito grave.

Los fiscales acusaron a estas seis personas de desvalijar el erario público de la municipalidad para pagarse salarios exorbitantes. En la denuncia se afirma que estas comisiones ilícitas fueron creadas con el objetivo de enriquecer a los acusados.

Dos personas clave en esta estafa no forman parte de este juicio. El ex administrador municipal Robert Rizzo y la ex asistente administrativa Ángela Spaccia se someterán a juicio por separado.

Ellos dos fueron acusados de obtener millones de dólares al establecer aumentos en los impuestos y las tarifas de los residentes en este suburbio modesto y de clase obrera, donde muchas personas viven en la pobreza.

La selección de los miembros del jurado comienza hoy martes, y está programado que el juicio tenga una duración de siete semanas. Se espera que los testigos clave sean los exempleados y autoridades municipales que descubrieron estas operaciones turbias y a quienes los fiscales les otorgaron inmunidad a cambio de su testimonio.

El juez que presidió la audiencia preliminar de los exoficiales concluyó que habían evadido sus responsabilidades y vendido a su electorado a cambio del enriquecimiento económico.

“Estas personas fueron electas para representar la voz de la gente, para actuar como salvaguardia”, señaló el juez Henry Hall del Tribunal Superior, quien les ordenó someterse a juicio. “Y lo que hicieron fue básicamente vender ese privilegio.”

Los abogados de la defensa habían sostenido que los concejales ganaron su salario trabajando a tiempo completo para la municipalidad, asistiendo no solo a las reuniones mensuales del concejo, sino también participando de proyectos de la comunidad que beneficiaban a personas de bajos ingresos, a personas de la tercera edad y muchos otros más.

Los fiscales aseguran que Rizzo tenía un salario anual y un paquete de remuneraciones por 1.5 millones de dólares y que ideó un plan para apropiarse de más de 6 millones de dólares de la ciudad de Bell. Spaccia, su asistente administrativa municipal, recibía 376,288 dólares al año.

Los miembros del concejo cobraban salarios de unos 100,000 dólares al año, lo que Hall afirma que era más de 20 veces superior a lo que podían ganar.

Se espera que los seis acusados sostengan que trabajaron muy duro para la municipalidad y que no estaban al tanto de las manipulaciones financieras de Rizzo.

Los acusados que deberán someterse a juicio hoy martes son: el exalcalde Óscar Hernández, la exvicealcaldesa Teresa Jacobo y los exmiembros del concejo George Mirabal, George Cole, Víctor Bello y Luis Artiga.