reacccionan ante nombramiento

La reciente designación de Ardelio Vargas Fosado como titular del Instituto Nacional de Migración de México (INM) ha creado expectativas, esperanzas e incluso dudas entre líderes de organizaciones de ayuda a inmigrantes de Los Ángeles, especialmente aquellos que trabajan con las comunidades provenientes de Centro América, con respecto al trato de los inmigrantes que atraviesan ese país para llegar a los Estados Unidos.

“Con el nuevo nombramiento yo creo que lo más importante sería nuevas leyes de derechos humanos para protección de los centroamericanos. México tiene la misma política de los Estados Unidos, de encarcelar a los indocmentados y deportarlos pero en este caso es peor porque no sabemos qué pasa con ellos”, dijo Randy Jurado Ertll, director de El Centro de Acción Social, en Pasadena. “Lo importante sería que al igual como se le pide al gobierno de los Estados Unidos, que sea más humanitario con sus leyes de inmigración, es importante hacerle el mismo pedido a México”, añadió.

De acuerdo con el informe “Migración centroamericana de tránsito irregular por México. Estimaciones y características generales”, publicado por el Instituto Nacional de Migración de México (INM) en julio de 2012, aproximadamente 1.9 millones de personas extranjeras entraron anualmente por el sur de México entre 2007 y 2010, de los cuales el 83 por ciento fueron registrados como visitantes o trabajadores fronterizos. El INM calcula que 17 por ciento restante puede dividirse entre personas que entraron rumbo a los Estados Unidos o trabajadores que se dirigen a los estados sureños fronterizos.

Alrededor de la web