UE clama por Siria

Pide mantener ayudas de países, pues 'lo peor está por venir'

BRUSELAS, Bélgica (Notimex).— La Comisión Europea (CE) llamó ayer la atención sobre el deterioro de las condiciones de vida de la población de Siria en las últimas semanas y pidió que se mantengan las ayudas internacionales, ya que “lo peor aún está por venir”.

Bruselas señaló que la violencia en ese país se ha incrementado en las últimas semanas y los precios de los productos básicos, como pan y combustible, se han disparado, así como la necesidad de artículos de emergencia, tales como medicamentos y abrigos.

La situación es aún peor debido a las malas condiciones climáticas, con bajas temperaturas, lluvias torrenciales y nieve.

“Con ninguna solución política a la vista, temo que lo peor aún está por venir”, advirtió en un comunicado la comisaria europea de Ayuda Humanitaria, Kristalina Georgieva.

Según la comisaria, la prioridad ahora es tratar y evacuar a los heridos.

“Es crucial, en esta situación de corrosión, que la comunidad internacional se mantenga firme en su compromiso y siga prestando generosamente ayuda a la creciente marea de sirios en situación desesperada”, urgió.

“Los civiles que intentan huir necesitan ayuda y protección urgentes”, añadió.

De acuerdo con los últimos datos de Bruselas, cerca de cuatro millones de personas sufren las consecuencias del conflicto, otros dos millones de sirios se encuentran desplazados en su propio país y más de 623 mil personas han buscado refugio en Jordania, Líbano, Turquía, Irak y el norte de África.

Georgieva también alertó sobre la degradación de las condiciones de trabajo de las organizaciones humanitarias.

“Hasta ahora siete voluntarios de la Media Luna Roja árabe y ocho empleados de Naciones Unidas fueron asesinados mientras realizaban su trabajo humanitario, y ambulancias y vehículos de la ONU siguen siendo atacados”, afirmó.

Por ello, urgió a todos los implicados en el conflicto a respetar el derecho humanitario internacional y permitir el acceso de los trabajadores humanitarios a todas las partes del país.

“Los ataques contra civiles, incluyendo trabajadores humanitarios, son inhumanos, ilegales, y deben parar”, sostuvo la alta funcionaria europea.

Alrededor de la web