Cada vez más cerca

El presidente Barack Obama y algunos republicanos ahora sí parecen más dispuestos a discutir el tema de la reforma migratoria y ponerlo en la agenda nacional. Sea cual sea el proyecto que finalmente se apruebe en el futuro, lo que es importante es alcanzar uno antes de que termine el segundo gobierno de Obama. A nosotros como comunidad latina nos toca insistir, insistir e insistir.

Quizá el proyecto final no incluya exactamente todo lo que uno quisiera, pero a estas alturas es importante no dejar que las buenas intenciones nada más se queden en eso. Eso de buenas intenciones es un decir. Lo que también nos va a tocar como comunidad es aprender a negociar y a aceptar todo lo bueno que se nos brinde.

No es momento de hacer énfasis en lo que esta Administración no nos ha dado, o en las medidas represivas que ha aplicado (como las deportaciones, políticas como Comunidades Seguras o la aplicación de E-Verify).

Es momento de presionar para que nos den lo que queremos: una reforma migratoria integral.