Pases Cortos

Pases Cortos
Omar Bravo tuvo un inicio de ensueño con Atlas.
Foto: MEXSPORT

Puebla no tuvo contratiempos para golear anoche a Celaya, 4-0, en su debut en la Copa MX, en juego que se disputó en el estadio Cuauhtémoc.

En lo que fue el último partido de la fecha uno del certamen, los goles fueron de Félix Borja al minuto 20; Segundo Castillo, al 36′; Luis Miguel Noriega, al 44′, y Matías Alustiza, al 75′.

La Franja sumó así sus tres primeras unidades y lidera el Grupo 4 por diferencia de goles (+4), mientras Mérida (+1) también tiene tres. Universidad Nacional (-1) y Celaya (-4).

Comenzó con el pie derecho, anotando dos goles, pero aun así, Omar Bravo no se siente del otro lado en su aventura con el Atlas.

El atacante dijo que es momento de que mantengan la prudencia.

“Creo que no hay magia. Se ha empezado bien, pero queda muchísimo camino por recorrer, no podemos echar las campanas al aire, tenemos que ser prudentes”, expresó Bravo.

Mañana enfrentarán a los Tigres, uno de los tres superlíderes, y al que deberán jugarle de tú a tú.

Si bien el Atlas aparenta ser un rival a modo, Luis García advirtió que no lo será, pues es un equipo que pelea el descenso que seguramente se encerrará.

El atacante español dijo que el rival llegará mañana muy motivado buscando sacar un triunfo o empate del Universitario.

“Es un equipo que vendrá con muchas ganas de sacar algo positivo de aquí al jugarse el no descenso, eso es lo mas trágico en el mundo del futbol”, dijo.

“A veces con rivales así parece que todo es más sencillo, pero no lo es, hay que ser pacientes y buscar la oportunidad”.

Ilusionado de que este domingo se dé el primer lleno del año en el Omnilife ante la numerosa presencia de aficionados en las taquillas ayer, el portero del Guadalajara, Luis Michel, reconoció que las tribunas volverán a llenarse en cuanto el equipo obtenga triunfos.

“Estamos contentos, sabemos que la gente va a venir al estadio de acuerdo a los resultados, estamos trabajando en ello y es un gusto que la gente pueda venir a apoyarnos el fin de semana”, reconoció.

A diferencia del torneo anterior con John Van’t Schip, en donde cada dos semanas, en los días previos a los juegos de local las taquillas lucían desérticas, ayer desde temprana hora se observaron filas con más de 200 aficionados en espera de adquirir un boleto para el juego del domingo entre el Rebaño y Cruz Azul de la jornada tres.

En su primer torneo al frente, Guillermo Vázquez fracasó en su intento de hacer de La Máquina un equipo regular, pues nunca logró ligar dos victorias en todo el Apertura 2012.

De hecho, cinco de los seis triunfos antes de la Liguilla pasada fueron seguidos por empates, y las otras dos victorias por derrotas, las que llegaron justo en la fecha 16, lo que le costó a Cruz Azul pasar como quinto, y en la vuelta de los cuartos, lo que concluyó la participación de Vázquez en su primer torneo.

El fin de semana anterior, Vázquez sumó en casa el primer triunfo en el Clausura, y este domingo, ante Chivas, tratará de conseguir el segundo al hilo al frente de un cuadro que está más bien acostumbrado a relajarse después de ganar.