Fundación dona $255 millones para salud en CA

California Endowment donó al estado $255 millones para contribuir a la erradicación de enfermedades crónicas e inscribir a la comunidad a un plan de salud

Para mantener la lucha en la erradicación de enfermedades crónicas e inscribir a la comunidad a un plan de salud para que aproveche al máximo la nueva ley del Cuidado de Salud, mejor conocida como Obamacare, el California Endowment donó al estado $255 millones.

Es una “oportunidad de oro” para crear un sistema de salud más accesible y más orientado a la prevención (de enfermedades), expresó el Doctor Robert K. Ross, presidente de The California Endowment, la fundación privada de salud que otorga subsidios a organizaciones comunitarias en el estado.

California sufre una alta incidencia de enfermedades crónicas, como la obesidad, los males del corazón y la diabetes, que amenazan con eliminar el progreso de salud logrado en los últimos 100 años.

Un reciente informe estatal del equipo de trabajo Let’s Get Healthy California, formado por decreto del gobernador Jerry Brown, afirma que se necesita poner más énfasis en la prevención, rediseñar el sistema de salud y reducir el costo de los servicios médicos.

California enfrenta grandes retos para mejorar la salud y una manera de preparar a la comunidad es comprometiéndola a inscribirse a un plan en el que obtenga cuidados médicos para prevenir la enfermedad, aseguró el Dr. Martin Serota de AltaMed.

“Se calcula que por lo menos un millón de californianos son elegibles para un programa de salud, y “no están informados”, dijo. “Por eso es importante inscribirse en un plan de salud”.

Y es precisamente lo que se hará con los fondos, comentó Daniel Zingale, vicepresidente del California Endowment.

“No es culpa de la comunidad que se sufran este tipo de problemas,” comentó. “Mucho tiene que ver con sus alrededores, acceso a mejores opciones, acceso a atención médica antes de que la gente tenga que ir a las salas de urgencias… antes de que sufran una enfermedad crónica, la cual se puede atacar con prevención”.

Los fondos también permiten que se apoye una expansión de fuerza laboral para atender a los cientos de miles de californianos recién asegurados.

Se calcula que se crearan un mínimo de 1,500 nuevos puestos de trabajo para trabajar en zonas marginadas.

“Habrá una demanda muy grande en el campo de salud”, explicó el Dr. Serota. “Sería una pena tener a todas estas personas aseguradas y no contar con el personal médico para atenderlas. Aunque no se ha dicho cómo será la expansión, se podría incluir más (facilidades) para que vengan más médicos a California”.

Asimismo, los fondos permitirán incrementar los esfuerzos para manejar la gestión de las enfermedades crónicas mediante el aumento de la calidad y la eficacia de la coordinación y atención en equipo.

Esto podrá controlar los costos de la enfermedad crónica por mantener a los pacientes fuera de las salas de emergencia y hospitales a través de una mejor atención.