Festín ‘merengue’

Real Madrid le hace la faena al Valencia en sólo 15 minutos
Festín ‘merengue’
El argentino Gonzalo Higuaín dispara para anotarle al Valencia ante el esfuerzo inútil del mexicano Andrés Guardado por tapar el disparo.
Foto: EFE

VALENCIA, España (EFE).— El futbol de contragolpe desplegado por el Real Madrid, con 15 minutos espectaculares al final del primer tiempo, ridiculizó ayer al Valencia ante su afición, en un partido en el que la diferencia entre ambos equipos fue inmensa y que llegó al descanso con el 0-5 final y todo decidido.

Visto el buen papel de los valencianistas cinco días atrás en su visita a los “merengues” en la Copa del Rey, pocos podían aventurar que el partido fuera a ser tan desigual como lo fue.

Gonzalo Higuaín y, con dos tantos cada uno, Cristiano Ronaldo y Di María, fueron los goleadores del Real, amo y señor de un choque que se definió en 45 minutos.

Fue un partido con un inicio intenso y una afición muy entregada con el Valencia, pero a la que el equipo blanco desactivó muy pronto a partir de una gran superioridad.

La goleada fue consecuencia de la suma del buen hacer del equipo madrileño y de la lamentable actuación del Valencia que, sobre todo en el centro del campo, hizo agua durante toda la primera parte.

Además, no permitió que los valencianos se acercaran en todo el primer tiempo al arco de Íker Casillas, ante la que no creó una sola ocasión.

Es cierto que en la media hora que hubo entre el primer gol y el segundo, el Valencia llegó a tener el balón, pero el Real siempre controló el juego, e incluso desperdició al contragolpe al menos un par de opciones más de marcar.

Cuando no lo hizo nada fue en el cuarto de hora final de la primera parte. Llegó cuatro veces con una superioridad exagerada y marcó cuatro grandes tantos que llevaron el partido al descanso con un pesado 0-5.

Era un marcador sorprendente, aunque con algunos precedentes similares en varios de los festines que el equipo madrileño se ha dado recientemente en Mestalla.

Dos goles de Di María y otros dos de Ronaldo, en cuatro jugadas trenzadas y bien finalizadas, dejaron muda a la afición local, que empezó a vaciar el estadio antes de que el encuentro llegara a su ecuador.

En el descanso, el técnico local Ernesto Valverde quitó a Gago, que había estado muy desafortunado, y experimentó con Víctor Ruiz como medio centro.

El partido varió poco, pero al menos Valencia llegó al arco rival con un remate de Piatti al larguero y un cabezazo de Rami.

Lo único que queda es el tercer capítulo de la trilogía, en el que ambos equipos se volverán a ver la cara en la Copa del Rey este miércoles, también en Mestalla, con la ventaja madridista de 2-0 lograda en la ida.

Los ya clásicos gritos de “Llorente, vete ya”, contra el presidente del Valencia, Manuel Llorente, cerraron el encuentro.