Sub-20 en la fase decisiva

Inicia hexagonal que da cuatro boletos a Mundial de Turquía

BUENOS AIRES (AP).— El inesperado derrumbe de los gigantes Brasil y Argentina dejó limpio el camino para que Chile y Perú, los dos mejores equipos de la etapa inicial del Sudamericano Sub-20, se lleven dos de las cuatro plazas en juego para el Mundial de Turquía.

Habituales socios del éxito y el talento, Brasil y Argentina, máximos campeones mundiales juveniles, en un abrir y cerrar de ojos se quedaron afuera, en lo que fue la primera eliminación conjunta en primera ronda de esos dos gigantes desde el primer Sudamericano en 1977 en Venezuela.

Argentina en Mendoza, y Brasil en San Juan, fueron velados en vivo en una de las mayores humillaciones en la historia sufridas a nivel de juveniles por ambos seleccionados.

Chile se clasificó primero en su Grupo A con una cosecha perfecta de 12 puntos, ocho más que Argentina, mientras que Perú lideró el B con siete tras haber sido verdugo de Brasil por 2-0 en la última fecha de la primera ronda el viernes.

Además de Chile y Perú, los otros equipos que entraron al hexagonal final son Colombia, Paraguay, Uruguay y Ecuador, mientras que Bolivia, Venezuela completaron la lista de eliminados para el Mundial Turquía 2013 que se jugará del 21 de junio al 13 de julio.

El hexagonal, con sede en Mendoza hasta su última fecha el 3 de febrero, arranca con los partidos Chile-Paraguay, Perú-Uruguay Ecuador-Colombia.

Uruguay, con siete títulos sudamericanos, Colombia con dos y Paraguay con uno, son los únicos de todos ellos que alguna vez ganaron un Sudamericano, que ahora podría tener un campeón inédito si Chile, Perú y Ecuador consiguen dar la vuelta olímpica.

Chile fue el único equipo que cosechó las cuatro victorias en otros tantos partidos, con ocho goles a favor y dos en contra, mientras que Ecuador ingresó como el peor de los seis y sin jugar en la última fecha.

Pero la victoria de Perú 2-0 sobre Brasil con goles de Yordy Reyna en la primera etapa y de Edison Flores en el primer minuto de los tres de descuento, facilitó la clasificación de los ecuatorianos a la vez que dejó afuera a los brasileños.