‘Tito’ anota y ganan

Los Tigres superan al Atlas y pelean por el liderato

MONTERREY, México (AP/NTX).— Emanuel Villa anotó un gol al 36′ y eso le bastó a Tigres para conseguir su tercera victoria al hilo en su mejor inicio de temporada desde el Clausura 2003, cuando también ganaron sus primeros tres.

Con este resultado, los felinos llegaron a 9 unidades y los jaliscienses, que corren peloigro de descense, se quedaron con cuatro.

El cuadro anfitrión salió en busca de imponer su condición de local desde los primeros minutos y se adueñó de las acciones, ante unos Rojinegros que estuvieron bien ubicados en el sector defensivo.

Los de casa generaron algunas llegadas en los primeros minutos, pero todo quedó en sustos para el guardameta Miguel Pinto, mientras los visitantes trataron de responder, pero no lograron poner en apuros la cabaña rival.

A los nueve minutos, Damián Álvarez recibió la pelota fuera del área y sacó disparo, pero el “cancerbero” rojinegro recostó sobre su lado derecho y detuvo el esférico.

Atlas tuvo un tiro libre en tres cuartos de cancha, el cual cobró Gregorio Torres, pero el guardameta Enrique Palos estuvo atento para desviar la pelota a tiro de esquina.

Posterior a ello, pocos fueron los arribos a ambas cabañas y fue hasta los 32′ cuando Francisco Torres sacó un tiro de fuera del área, que se fue por encima del travesaño.

El cuadro visitante buscó mejorar su desempeño, trató de equilibrar las acciones en el medio campo, pero a los 37′ los anfitriones abrieron el marcador, luego que Danilo Verón envió centro a “Tito” Villa, quien tomó la pelota, tiró y la mandó al fondo de las redes para el 1-0, con lo cual se fueron al descanso con la ventaja.

En la parte complementaria, el encuentro bajó de ritmo considerablemente; a los 49′, Álvarez tuvo una opción de gol cuando recibió pase en los linderos del área, pero su disparo fue flojo y quedó en las manos de Pinto.

Después de eso, la lucha se dio en el medio campo, ninguno de los dos cuadros tuvo claridad y por momentos el cotejo cayó en un ritmo somnoliento.

Hacia la recta final, los de casa trataron de ampliar la ventaja, pero no pudieron generar más arribos inquietantes y finalmente se llevaron el triunfo por la ventaja mínima.