Con tono desafiante

Discurso de Obama está marcado por agenda liberal
Con tono desafiante
ST10 WASHINGTON (ESTADOS UNIDOS) 21/01/2013.- El presidente estadounidense, Barack Obama (c), pronuncia su discurso inaugural tras jurar su cargo para un segundo mandato que concluirá en enero de 2017, en una ceremonia pública frente al Capitolio en Washington, Estados Unidos, hoy lunes 21 de enero de 2013. EFE/SHAWN THEW
Foto: authors

WASHINGTON, D.C.— Barack Obama busca un legado. Por los siguientes cuatro años seguirá siendo el Presidente número 44, pero ayer fue la última y cuarta vez que prometió servir a su patria y ser fiel a la Constitución. Lo hizo con la promesa de no sacrificar los logros de la clase media y con una agenda política desafiante.

En medio de un público multicultural y de todas las edades, el mandatario llegó al Capitolio cerca de las once de la mañana. Mientras el maestro de ceremonias, Charles Schumer (D-NY) lo presentaba una ovación invadió el lugar, donde los ecos de las miles de personas apostadas en The Mall, calentaban el ambiente.

Estimaciones oficiales indicaron que entre 600,000 y 800,000 personas llegarían al centro de Washington para presenciar esta tradición.

La comunidad latina hizo historia con la participación de la primera jueza hispana del Tribunal Supremo, Sonia Sotomayor, quien tomó juramento del vicepresidente Joe Biden; el poeta Richard Blanco, que recitó un poema escrito para la ocasión, y el reverendo Luis León, a cargo de la bendición, que incluyó una frase en español.

“Señor presidente, vicepresidente, que Dios los bendiga todos sus días”, dijo en este idioma León, párroco de la iglesia episcopaliana de St. Johns en Washington.

Luego de la juramentación del vicepresidente Joe Biden -administrada por Sotomayor- y de la actuación del artista James Taylor, le tocó el turno al Presidente.

En el aniversario número 50, que conmemora la marcha por Washington, liderada por Martin Luther King Jr., Obama juró poniendo su mano izquierda sobre dos biblias. Una perteneciente al difunto reverendo y otra, utilizada por el Presidente Abraham Lincoln en su primera inauguración.

Fue un momento significativo y el mandatario lo tenía presente. “Nosotros, el pueblo de Estados Unidos, declaramos hoy la más evidente de las verdades, que a todos se nos ha creado igual, es la estrella que todavía nos guía; igual que guió a nuestros antepasados a través de Seneca Falls, y Selma, y Stonewall”, dijo.

“Igual que guió a aquellos hombres y mujeres, tanto de los que se han cantado alabanzas como de los que no, quienes dejaron sus huellas a lo largo de este gran parque para escuchar a un predicador decir que no podemos caminar solos; para escuchar a King proclamar que nuestra libertad individual está vinculada inextricablemente a la libertad de cada uno de los habitantes de la tierra”, proclamó.

Obama fue enfático al decir que no sacrificará los logros de generaciones anteriores para delinear el futuro, refiriéndose a programas como Medicare, Medicaid y el Seguro Social.

Inmigración fue parte de los temas que el mandatario delineó en su agenda política para los siguientes cuatro años. Sin embargo, el mayor protagonismo se lo llevó el tema del cambio climático, donde Obama dedicó varias frases en un llamado por liderar esta área a nivel nacional e internacional.

Aunque las expectativas apuntaban a una declaración que mencionara una reforma migratoria integral, Obama dijo respecto al tema: “Nuestro trabajo no está completo hasta que encontremos una mejor forma de dar la bienvenida a los inmigrantes que llegan esperanzados, que ven a Estados Unidos como la tierra de las oportunidades”.

“Hasta que estudiantes talentosos e ingenieros sean enlistados en nuestra fuerza de trabajo, en lugar de ser expulsados de este país”, dijo el Presidente.

Al ser consultada por La Opinión, respecto a las palabras del mandatario, la directora del Consejo de Política Doméstica de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz, aseguró que no se deben tener dudas respecto al liderazgo del Presidente en esta área.

“El discurso del Estado de la Unión se enfocará en la política. Este fue un momento de tratar de unir al país y demostrar que somos un solo pueblo. Las metas las tenemos que lograr juntos. Esta alocución es parte de un par de discursos y vamos a ver más detalles pronto”, insistió respecto a una reforma migratoria.

El mandatario también aprovechó la oportunidad para hablar sobre la igualdad de derechos en dos grupos que fueron claves en su elección. “Nuestro recorrido no estará completo hasta que nuestras esposas, nuestras madres y nuestras hijas puedan ganarse la vida como corresponde a sus esfuerzos”.

“Nuestro recorrido no estará completo hasta que a nuestros hermanos y hermanas gay se les trate igual que a todos los demás según la ley, porque si nos han creado iguales de verdad, entonces el amor que profesamos debe ser también igual para todos”, expresó.

Las palabras de Obama fueron seguidas por la declamación del poeta Blanco, hijo de exiliados cubanos, el primer latino homosexual en tener este honor.

La ceremonia cerró con la bendición del reverendo Luis León y el himno nacional interpretado por Beyoncé.