La ‘Billplomacia’ y Google

La relación con Corea del Norte se presta para una mayor participación en la política exterior

Mundo

No tardó nada la Casa Blanca en decir que “poco servía” la misión humanitaria que encabezara ex gobernador de Nuevo México, Bill Richardson a Corea del Norte el 7 de enero. La portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, dijo que era “desacertada”.

La reacción del gobierno es un indicio de que su principal enfoque es buscar el apoyo del Consejo de Seguridad de la ONU para implementar sanciones contra Corea del Norte, por motivo de los lanzamientos de misiles de largo alcance de aquel país, presumidos ser parte de un programa nuclear. Se dice que la misión de Richardson había sido pospuesta desde diciembre por el último lanzamiento de misil.

Según el periódico The Telegraph, de Sydney, Australia, funcionarios de Corea del Norte les revelaron a funcionarios chinos que pretenden realizar un tercer lanzamiento el 20 de enero.

David Wright, un físico quien sigue el programa nuclear de Corea del Norte para el grupo apolítico, Union of Concerned Scientists, le dijo al periódico, Los Ángeles Times, que “lo que pareciera ser un misil creíble … no resulta ser gran amenaza”.

Es de interés notar que la delegación de la misión “humanitaria privada” de nueve integrantes encabezada por Richardson, incluía a Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Google. Schmidt es el ejecutivo empresarial estadounidense de mayor envergadura en visitar Corea del Norte desde que asumiera el poder Kim Jong-un hace un año.

En Pyongyang, Richardson le instó al régimen a establecer un cese a los lanzamientos de misiles y pruebas nucleares. Insistió que se “tratara de manera justa y humanitaria” a Kenneth Bae, de 44 años, un ciudadano naturalizado de EE.UU., detenido desde el 3 de noviembre por cargos sin especificar de “acciones hostiles contra la república”.

Fuentes sin identificar, según el periódico de Corea del Sur, Kookmin Ilbo, aseveran que los funcionarios de seguridad de Corea del Norte encontraron un disco duro de computadora que ellos creían contenía las imágenes de huérfanos norcoreanos que las autoridades consideran como un acto de propaganda contra el Norte. Anteriormente, en estos casos, se había recurrido a diplomacia extraoficial. En el 2009, Corea del Norte libró y perdonó a periodistas estadounidenses Laura Ling y Euna Lee, acusadas de “acciones hostiles”, después que el ex presidente Bill Clinton visitara Pyongyang.

En el 2010, Robert Park, un activista cristiano coreano-americano y Aijalon Mahli Gómez, otro ciudadano estadounidense, fueron detenidos durante incidentes diferentes y fueron sentenciados a ocho años de trabajo arduo por entrar al país ilegalmente y por “acciones hostiles”. Los liberaron después de la intervención del ex presidente Jimmy Carter.

Vale la pena observar esta política extranjera estilo tablero de ajedrez, vuelta diplomacia, vuelta política, vuelta intervención humanitaria. Sugiere que tal vez existe un nuevo estilo de actividad de respuesta más rápida, la cual está desplazando la diplomacia itinerante del siglo veinte.

Richardson ocupó los cargos de embajador ante la ONU y secretario de Energía durante el gobierno de Clinton, antes de servir como gobernador de Nuevo México entre el 2003 y el 2011. En Pyongyang, pidió que hubiera mayor acceso abierto al internet y para los teléfonos móviles, en vez de la prohibición prácticamente total a la información pública sin censura que hay hoy en Corea del Norte.

El norte, hermético y comunista, ha pasado por hambrunas y ha separado contundentemente a su pueblo de países vecinos. La iniciativa de Richardson llega durante un posible deshielo entre las relaciones entre las dos Coreas, las cuales técnicamente siguen en guerra desde el conflicto de 1950 a 1953, en el cual participaron las Naciones Unidas y los Estados Unidos.

En un discurso inesperado para el Año Nuevo, Kim Jong-un, quien asumiera el poder después que muriera su padre, Kim Jong-il, en el 2011, ha pedido que se acabe la confrontación entre las dos Coreas.

Esto viene un mes después que Corea del Sur eligiera a Park Geun-hye de presidenta. Ella es la hija conservadora del autocrático militar asesinado, Park Chung-hee, presidente de Corea del Sur de 1963 a 1979.

Otra profunda grieta en la situación de Corea del Norte podrá partir de motivos sociológicos en vez de razones psicológicas. Los individuos que se desplazan entre las regiones fronterizas de Corea del Norte con la China vuelven con DVD y unidades flash. Estos productos surten un efecto viral, el cual deja al descubierto lo verdaderamente aislado que está el sufrido pueblo de Corea del Norte del resto del mundo.

Después de cuatro días, al final de la misión, Richardson le enfatizó a CNN que no es un momento de peligro en la región, sino un buen momento para que la gente de a pie participe en la política extranjera, y no sólo “los funcionarios del Departamento de Estado”.

El ex diplomático y secretario de gabinete bien lo sabe.