Pago sin transparencia

El Capitolio oculta detalle de los reembolsos a los legisladores

El año pasado los legisladores recibieron más de 450,000 dólares como reembolso para los gastos de usar su vehículo personal. El problema es que los contribuyentes, que pagan esa cuenta, no tienen posibilidad de saber como fue gastado ese dinero.

La legislatura rechazó la solicitud del diario Sacramento Bee de ver el documento con la descripción del viaje cuando los legisladores hacen su presentación de cuentas para recibir un reembolso de 55 centavos por milla. Se puede conocer la cantidad de millas declaradas por cada legislador y la cantidad de dinero que entrega.

Sin embargo, hay un rechazo legislativo para revelar al público la naturaleza y el destino del viaje cuyo costo por milla es reembolsado. Especialmente cuando hay una gran disparidad en el monto del reembolso entre un legislador y otro.

Es cierto que los contribuyentes ahorraron cerca de 240,000 dólares anuales cuando en 2011 se eliminó el programa de compra de autos del estado para los legisladores. Pero eso no justicia el ocultamiento del detalle del gasto de más de 450,000 dólares.

La legislatura, al rechazar la petición del diario argumentó su “preocupación por cuestiones de privacidad, seguridad y privilegio legislativo”.

O sea que por esos motivos el público no tiene derecho a saber si el reembolso es justificado o si se abusa de él para cobrar a los contribuyentes gastos personales.

No creemos en estos argumentos, que fueron esbozados hace años para no revelar el calendario de reuniones del gobernador. En este caso la privacidad y la seguridad no se sostiene cuando hay agendas con anuncios de próximos eventos de un legislador y menos cuando éste usa una licencia en el vehículo especial para legisladores. Y, en cuanto al privilegio, no debe servir para evitar rendir cuentas a quienes pagan sus sueldos y gastos especiales como este.