Dan a conocer nuevas redadas

Tres operativos ha hecho la Patrulla Fronteriza en el área de Corona, en California, contra jornaleros y otros trabajadores

Guía de Regalos

Dan a conocer nuevas redadas
El pequeño Lalo junto a los activistas que denunciaron redadas de la Patrulla Fronteriza en la ciudad de Corona.
Foto: La Opinión - Jorge Morales

CORONA, California.- En las últimas dos semanas la Patrulla Fronteriza ha realizado al menos tres redadas en lugares donde suelen reunirse jornaleros en la ciudad de Corona, denunciaron activistas y los mismos trabajadores de las esquinas.

Meidardo Martínez, de 44 años de edad e inmigrante mexicano, fue víctima de una de esas redadas, la ocurrida el pasado 11 de enero.

Ese día a las 8:30 de la mañana, contó Meidardo, una patrulla blanca con franjas verdes y el logo de la “Border Patrol” llegó al estacionamiento del centro comercial donde se encontraba trabajando y le pidieron su “Green Card”. Como sólo les mostró el comprobante de un trámite migratorio, los agentes lo subieron a la unidad para ser sometido a un proceso de deportación.

“Me subieron al carro y me trajeron a esta área y aquí empezaron a corretear a todos los paisanos, corrieron pa’ todos lados, sacaron a un señor del Farmers Boy, arrestaron a otros siete, eran como unas seis camionetas más las que había, todas blancas con verde y decían Border Patrol”, reportó Meidardo.

Acompañado de su hijo Lalo, de 5 años de edad, Meidardo participó ayer en una conferencia de prensa en la esquina de avenida Magnolia y Lesson Lane, donde suelen reunirse jornaleros en busca de trabajo.

Junto con activistas denunció las redadas que a 150 millas de la frontera está realizando la Patrulla Fronteriza.

Meidardo, quien no tiene antecedentes criminal de ningún tipo y sus cuatro hijos son nacidos en Estados Unidos, fue liberado con la advertencia de que si lo volvían a agarrar en la zona lo deportarían.

Susan Foster, directora del Centro de Jornaleros de Pomona, dijo que es muy probable que detrás de estas redadas esté Ramón Chávez, quien en 2009 era jefe de la Patrulla Fronteriza en la Estación de Riverside, cuando solía realizar estos operativos y establecía cuotas de arrestos a sus subordinados.

Tras una investigación que realizó el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), se determinó que Ramón Chávez exigía 150 detenciones al mes, lo que generaba que sus oficiales cayeran en el perfil racial, por lo cual fue degradado y transferido a la Estación Murrieta como subjefe.

La Opinión trató de contactar a Ramón Chávez en la Estación Murrieta, pero no fue posible localizarlo y en la Patrulla Fronteriza de San Diego nadie estuvo disponible para confirmar o negar que se están realizando esas redadas.

A decir de Foster, la Patrulla Fronteriza ha negado que realicen los operativos.

“Pero tenemos muchos testigos y víctimas directas de las redadas, sabemos que han venido aquí y queremos que haya un alto a esas redadas. Si no están haciendo algo mal, por qué lo están negando”, mencionó. “Sabemos que Ramón Chávez está acá y pensamos que es quien está utilizando esta táctica, en esta área donde no hay muchas organizaciones que defiendan a los inmigrantes y piensan que nadie se va a dar cuenta”.

Pablo Alvarado, coordinador de la Red Nacional de Jornaleros (NDLON), dijo que la próxima semana estarán haciendo una petición formal a la Patrulla Fromteriza, a través de la Ley de Acceso Libre a la Información (FOIA) para determinar cuántos oficiales participaron, a cuántos arrestaron, quién dio la orden y si todavía tienen la cuota de arrestos como la tuvieron en Riverside.

“Estamos preocupados porque es como un patrón que se está dando, se están llevando a cabo redadas en Chicago, Nueva Orleans y ahora aquí en Corona, en las esquinas de jornaleros”, comentó Alvarado.