Guatemala fuera de Copa de Oro

Costa Rica vence a los chapines y es la quinta selección invitada al torneo
Guatemala fuera de  Copa de Oro
Minor López (de blanco) disputa el balón con Román Torres (centro) y Jaime Penedo (izq.) en el partido de ayer en el Estadio Nacional.
Foto: EFE

SAN JOSÉ, Costa Rica (NTX/EFE).— La selección de Panamá derrotó 3-1 ayer a su similar de Guatemala y logró el quinto lugar en el torneo de la Unión Centroamericana de Futbol (Uncaf), por la Copa Centroamericana, en la cuarta jornada de la competencia, además que selló su pasaporte rumbo a la Copa de Oro.

El primero de los tres partidos de ayer en el Estadio Nacional se caracterizó por la considerable producción de goles y por la superioridad de los canaleros.

En el primer tiempo, Panamá inclinó el partido a su favor cuando, en el minuto 27, su jugador Blas Pérez cabeceó la pelota hacia abajo enviándola, por el ángulo inferior izquierdo, al fondo del arco guatemalteco para dar el primer gol a su equipo.

En la parte complementaria, “La Roja” amplió la ventaja mediante el gol, al minuto 9, que le dio Alcibíades Rojas, mediante un pelotazo de derecha que ingresó por el ángulo inferior izquierdo, al arco rival.

Cuatro minutos después, el panameño Alberto quintero disparó un derechazo rasante al centro del arco chapín ara consolidar la ventaja de su equipo y definir el partido.

La anfitriona Costa Rica y la vigente campeona Honduras, disputarán el domingo la final de la Copa Centroamericana tras dejar ayer en el camino a El Salvador y Belice, respectivamente, en las semifinales del certamen.

Los ticos, que han ganado seis de las 11 ediciones de la Copa, y los catrachos, que han salido victoriosos en tres, iniciaron el torneo como favoritos y ayer alcanzaron la final en condición de invictos, aunque sin demostrar un gran nivel de juego.

En la semifinal de ayer, Costa Rica y El Salvador se enfrascaron en una lucha en el medio campo que no permitió tejer jugadas claras de gol en ninguna de las porterías.

El cerrado partido se definió al minuto 71, cuando Osvaldo Rodríguez envió un centro al segundo palo a la cabeza del centrocampista del Portland Timbers estadounidense, Rodney Wallace, quien cruzó su cabezazo para dejar sin oportunidad al meta salvadoreño Dagoberto Portillo y poner el 1-0 definitivo.

Tras el gol, el seleccionador de Costa Rica, Jorge Luis Pinto, hizo a sus pupilos replegarse y jugar al contragolpe, lo que aprovechó El Salvador para irse al frente y buscar el empate.

Los cuscatlecos casi igualan en la última jugada del partido, cuando Rafael Burgos remató de chilena en el área, pero el guardameta costarricense Patrick Pemberton se estiró para desviar el balón por la línea de fondo.

En la otra semifinal, un solitario gol de Bryan Beckeles al 67 le permitió a Honduras, dirigida por el colombiano Suárez, clasificarse para la final por encima de una selección de Belice que vendió cara su derrota y que se fue satisfecha con el boleto en la bolsa para la Copa de Oro de la Concacaf.

Honduras dominó prácticamente todo el partido, pero esa superioridad no la logró plasmar en la red debido a la falta de profundidad y de claridad en la jugada final, a lo que se sumó una buena actuación del portero beliceño Woodrow West.

Disparos de media distancia del zurdo Mario Martínez fueron las jugadas más peligrosas de Honduras, mientras la velocidad y potentes remates de los atacantes beliceños Deon McCoulay y de Evan Mariano asustaron a la defensa hondureña en un par de ocasiones.

En el minuto 67, Óscar García encontró desmarcado en el área a Beckeles, quien ingresó libre y batió a West con un fuerte remate a media altura.

Belice, al mando del entrenador costarricense Leroy Sherrier Lewis, pagó caro el esfuerzo físico que efectuó para contener a su rival y se quedó sin energías para buscar el empate, mientras los catrachos administraron el marcador y sin tomar demasiados riesgos buscaron un segundo gol que nunca llegó.