TU TECNOLOGÍA: La evaporación de tu privacidad: qué hacer para protegerte

Estamos viviendo en una sociedad cada vez más vigilada —desde cámaras por todos lados que nos graban “inocentemente” para nuestra “protección”, hasta cámaras de tránsito que toman fotos de nuestros vehículos cuando nos pasamos la luz roja—. Las primeras son inocentes pero las últimas, con la justificación de nuestra protección, están cobrando millones de dólares automáticamente para las ciudades que las instalan. En el mundo cibernético dicha privacidad no creo que haya sido esperada, pero con los últimos anuncios de Facebook creo que vas a perder lo poco que te quedaba.

El gigante de las redes sociales recientemente anunció su nuevo motor de búsqueda interno llamado Graph Search o búsqueda gráfica. Con este anuncio, Facebook pretende competir con Google en un campo en el que se estaban quedando rezagados.

Con el nuevo sistema se puede sencillamente hacer una búsqueda como estamos acostumbrados en motores de búsqueda como Google, pero la diferencia es que dicha búsqueda puede incluir una combinación de lugares, fotos e intereses que incluyen tus amigos y hasta personas que no conoces. De más está decir que, cuando los resultados son agregados de los cientos de millones de usuarios en Facebook, se pueden hacer búsquedas que pueden volverse increíblemente específicas y hasta embarazosas.

Las búsquedas pueden ser tan inocentes como “Mis amigos que viven en Los Ángeles” hasta tan comprometedoras como “Personas que trabajan en una compañía específica que les gusta emborracharse” o “Compañías que emplean personas que les gusta el racismo”, como los resultados ofuscados que publicó recientemente un británico llamado Tom Scott, con acceso de prueba a la plataforma.

¿Cómo puedes protegerte?

Si no has visitado la página de privacidad de Facebook y utilizas la red, deja lo que estás haciendo y al entrar al sitio con tus credenciales ve inmediatamente al ícono en la parte superior derecha de tu pantalla y haz un clic en el ícono que parece una rueda dentada. Allí te saldrá un menú llamado Privacy Settings o “Configuración de privacidad” en el que vas a dar un clic también, que te llevará a la página donde puedes cambiar tu configuración o preferencias. Allí verás la pregunta Who can see my stuff? o ¿Quien puede ver mis cosas? A la derecha, encontrarás un botón para editar y configurar si quieres que lo que publiques solo sea visto por tus amistades o un grupo específico de personas. En las palabras de Facebook, la configuración que elegiste de tu privacidad determina la información que puede ser encontrada sobre ti.

La información que has publicado, no importa lo que sea, puede ser encontrada por personas haciendo una búsqueda siempre que las estés compartiendo bajo la configuración pública. De hecho, si no has cambiado tu configuración de privacidad, probablemente todo lo que estás publicando lo compartes con el mundo entero ya que este es el modo preseleccionado a la hora de compartir.

En este mundo no tienes control de muchas cosas y puedes ser fotografiado, grabado y hasta multado electrónicamente, pero aprende a controlar quien tiene acceso a tu información privada, ya que una foto que publique un amigo sobre ti bebiendo o sencillamente divirtiéndote puede costarte desde tu trabajo hasta el divorcio.