Cuatro militares caen en Colombia

Enfrentamiento deja además tres civiles liberados

BOGOTÁ, Colombia (AP).— Cuatro militares murieron en enfrentamientos con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el suroeste del país mientras el presidente Juan Manuel Santos descartó una vez más que pueda declarar un cese al fuego mientras mantiene negociaciones de paz con las guerrillas.

En un acto desde la ciudad caribeña de Cartagena, el presidente dijo que con sus más recientes acciones, incluyendo la retención de agentes policiales la semana pasada, las FARC creen que “van a tratar de presionar al gobierno para lo que ellos aspiran y es un cese al fuego dentro de este proceso de diálogos, se equivoca, todo lo contrario”.

“No vamos tampoco a regulizar, como dicen ellos, esta guerra, ni a humanizarla, como pretenden decir ellos que quieren que nosotros que hagamos algún tipo de transacción. No. Lo que queremos es acabar con esta guerra y si quieren regulizarla la mejor forma es llegar a unos acuerdos pronto para acabar con este conflicto…mientras tanto la orden clara y perentoria: con todo contra esta organización, no bajen la guardia un solo minuto”, añadió Santos en el acto transmitido en vivo por la página de la Presidencia.

La fuerza pública sabe que tiene “duplicar, triplicar el número de acciones hasta que terminemos esta guerra por la buenas o por las malas, esperamos que sea por las buenas, nos evitaremos mucho sufrimiento, mucha sangre, muchas vidas, pero si vemos que por las buenas no se puede, continuaremos y la terminaremos por las malas y yo sé, perdónenme que hable en primera persona, cómo combatirlos”, añadió el mandatario, quien fue ministro de Defensa del 2006 al 2009 cuando por primera vez fueron abatidos miembros de la máxima jefatura de las FARC durante el gobierno del presidente Álvaro Uribe (2202-2010).

Santos dijo que a pesar de las acciones rebeldes el número de secuestro se redujo de 23 en enero de 2012 a 13 en lo que va de este primer mes de 2013.

Los militares murieron la noche del miércoles en la zona rural del municipio de Policarpa, en el departamento de Nariño, y a unos 500 kilómetros al suroeste de Bogotá, informó el comando de las Fuerzas Militares en un comunicado.

En ese lugar, agregó el boletín oficial, “se presentaron fuertes combates contra integrantes de la tercera compañía” de las FARC con el saldo de cuatro soldados muertos.

Los combates en los que murieron los cuatro uniformados se produjeron en una zona vecina al departamento de Cauca, donde la víspera las autoridades reportaron que presuntos rebeldes de las FARC detuvieron un automóvil en una carretera de la zona de Piamonte y se llevaron a dos ingenieros y un topógrafo contratistas de la petrolera canadiense Gran Tierra.

Los reportes de la retención fueron dados por el chofer del auto en que viajaba el grupo y que fue dejado libre, según explicó la representante de la Defensoría del Pueblo de Piamonte, Arelly Isairias.