Se suicida sospechoso de un tiroteo

La policía cree que el hombre provocó antes una muerte en Phoenix

PHOENIX, Arizona.— Un hombre que mató a tiros al director general de un centro de atención telefónica e hirió de gravedad a un abogado en un edificio de oficinas de Phoenix, donde ventilaban una disputa contractual, fue hallado muerto ayer jueves por la mañana, lo que puso fin a una búsqueda de cerca de 24 horas que mantuvo en alerta a los habitantes de la zona.

Un jardinero encontró el cadáver de Arthur Douglas Harmon entre varios arbustos en Mesa, suburbio de Phoenix. Harmon, de 70 años, presentaba una herida de bala aparentemente autoinfligida, informó la policía.

Cerca de su cuerpo fue hallada una pistola mientras que un vehículo alquilado Kia Optima tipo sedán, que condujo desde la escena del tiroteo del miércoles, fue localizado en un estacionamiento cercano.

Las autoridades habían buscado a Harmon desde el miércoles por la mañana, cuando, según se sospecha, había llevado un arma de fuego y la había disparado contra dos hombres al final de un encuentro de mediación en un edificio de oficinas en la zona central norte de Phoenix. Steve Singer, de 48 años, murió horas después. Mark Hummels, de 43 años y que trabajaba para el despacho de abogados Osborn Maledon, de Phoenix, se encontraba en estado grave. Una mujer de 32 años también recibió un disparo, pero sus heridas no pusieron en riesgo su vida. “Creemos que los dos hombres fueron el blanco del ataque”, dijo el sargento de la Policía de Phoenix, Tommy Thompson.