Cámara de Representantes inicia debate migratorio

El 5 de febrero será la primera audiencia en el Congreso. Marzo será un mes clave, para la presentación de propuestas legislativas sobre inmigración
Cámara de Representantes inicia debate migratorio
El senador Marco Rubio, republicano por Florida (d) y el senador Charles Schumer, demócrata por Nueva York (i), anuncian que un un grupo bipartidista de senadores tiene un acuerdo de principios para una reforma de las leyes migratorias, el 28 de enero de 2013.
Foto: Archivo / AP

WASHINGTON, D.C.- El próximo martes 5 de febrero, será la primera audiencia sobre inmigración en el Congreso. Una señal concreta para medir el pulso del debate en la Cámara de Representantes, donde un grupo bipartidista se prepara para presentar una propuesta migratoria.

Para aprobar una reforma, se necesita un acuerdo entre las dos asambleas del Capitolio. Por el momento, el grupo bipartidista de senadores, ya presentó los principios de un plan y esperan introducir un proyecto de ley en marzo próximo, si logran llegar a acuerdo en aspectos básicos que aún están pendientes.

Pero en la Cámara de Representantes, la historia es diferente. Una mayoría republicana y la mano fuerte del Partido del Té en la coalición conservadora, ha complicado el panorama.

Es por eso, que la primera audiencia en el Comité Judicial de la asamblea, tiene más protagonismo que nunca. Titulada “El sistema de Inmigración en Estados Unidos: Oportunidades para la Inmigración Legal y la Aplicación de la ley”, promete una discusión controversial entre los 25 miembros republicanos del comité y los 17 demócratas.

Cuando el legislador Bob Goodlatte (R-VA) fue nombrado como presidente del comité, nombró entre sus prioridades legislativas “la vigilancia del Departamento de Seguridad Nacional, reforma regulatoria, terrorismo y reforma migratoria, entre otros”.

“Muchos de estos temas serán factores decisivos para determinar la dirección futura de este país”, dijo a través de una declaración.

Pero, para diversos activistas pro inmigrantes, el liderazgo de Goodlatte no implica buenas noticias, cuando se habla de la legalización de 11 millones de indocumentados. Organizaciones como FAIR, lo han calificado como un congresista que se caracteriza por una posición rígida en inmigración, “opuesto a una amnistía”.

Aún no se anuncian los testigos de la audiencia, pero de acuerdo a reportes locales en la prensa de San Antonio, Texas, el alcalde Julián Castro, estará presente.

En la Cámara de Representantes, un grupo bipartidista de al menos ocho congresistas, se ha estado reuniendo por largo tiempo, en espera de un clima adecuado para negociar una propuesta migratoria. Las conversaciones comenzaron en 2009, para luego estancarse, tras el fracaso de las negociaciones en el Senado. Pero en 2012 el diálogo se reanudó.

Hasta el momento, el grupo ha tratado de mantener sus conversaciones bajo la máxima cautela e incluso los nombres de quienes lo integran han sido esquivos y blancos de gran especulación.

Fuentes en la Cámara Baja aseguraron a La Opinión, que por el lado demócrata participan Xavier Becerra (D-CA), Zoe Lofgren (D-CA), Luis Gutiérrez (D-IL) y John Yarmuth (R-NY). Entre los republicanos figuran Raúl Labrador (R-ID), Mario Díaz-Balart (R-FL), John Carter (R-TX) y Sam Johnson (R-TX).

Al ser consultado por La Opinión, respecto a las negociaciones con sus colegas, Becerra no quiso referirse específicamente al grupo, pero aseguró que “las conversaciones bipartidistas sobre inmigración en la Cámara de Representantes siguen adelante”. “Hay bondad y buenas intenciones, personas que están tratando de cumplir”, enfatizó.

Por su parte, Díaz-Balart dijo a La Opinión, que “no podía comentar de ningún grupo”, pero aseguró que “la prioridad es lograr una reforma migratoria que pueda concretarse”.

Fuentes en la Cámara de Representantes comentaron que, “hasta el momento están cautelosamente esperanzados. Es posible que se presente un proyecto de ley durante las próximas semanas, quizás antes que el Senado”, dijeron.

En declaraciones a la prensa, el presidente de la Cámara de Representantes John Boehner (R-OH), ha dado su beneplácito al trabajo de este grupo e incluso ha dicho que sus miembros “son las personas adecuadas para la discusión”.

Uno de los puntos más controversiales del diálogo en la Cámara Baja, es otorgar legalización a los 11 millones de indocumentados.

En el Senado, el líder demócrata de las negociaciones, Charles Schumer (D-NY) espera tener un proyecto de ley migratorio en marzo próximo, para iniciar el trabajo en el Comité Judicial y luego tener una votación, probablemente en el verano.