Aún sin causa

Continúan con búsqueda de restos de una empleada de Pemex
Aún sin causa
Familiares de la trabajadora de Pemex María de la Cruz Canales muestran carteles con su fotografía, ayer.
Foto: EFE

MÉXICO, D. F. (EFE).— Los equipos de rescate continúan con la búsqueda de los restos de una empleada desaparecida tras la explosión en un edificio de Petróleos Mexicanos (Pemex), el jueves pasado, que dejó a día de ayer 37 muertos y más de un centenar de heridos.

La búsqueda prosigue sin que, cuatro días después de la tragedia, haya nuevos avances sobre las pesquisas para conocer la razón de la explosión. Todavía se desconoce si se trató de un accidente o de un atentado, hipótesis que, entre otras, revisan las autoridades.

Los familiares de la trabajadora de Pemex María de la Cruz Canales denunciaron su desaparición en las primeras horas después de la explosión, pero su cuerpo no ha sido encontrado durante los trabajos de rescate en el edificio de Pemex.

Asimismo, en el Servicio Médico Forense (Semefo) se encuentran los restos de una mujer que permanece como desconocida y sin que nadie lo reclame, aunque los familiares aseguran que ya fueron a verificar este cuerpo y no corresponde al de Canales.

“Ya fuimos al Semefo y vimos el cuerpo… pero no es el de ella”, aseguró a Efe uno de los familiares, y explicó que ese cuerpo sí se puede identificar debido a que se pueden observar bien sus rasgos.

No obstante, una hija de la mujer desaparecida dijo que esperarán los resultado de un estudio del ADN para descartar que los restos correspondan a su madre.

A su vez, una fuente de Pemex explicó a Efe: “Mientras no se encuentre el cuerpo de la persona desaparecida, no podemos suspender la búsqueda de manera oficial”.

La cifra de víctimas se incrementó hoy a 37 fallecidos al perecer en un hospital de esta capital una mujer que estaba siendo tratada por las heridas, según informaron fuentes médicas.

Dentro del edificio dañado, centenares de personas de diversas corporaciones, del Ejército, Marina, Protección Civil y trabajadores de Pemex continúan con la remoción de escombros y material de construcción destruido en los tres pisos afectados.

Entre los grupos que han ayudado para la búsqueda de personas están los grupos de voluntarios llamados “Topos”, organizaciones que participan en labores de rescate en desastres naturales y que surgieron tras el terremoto de 1985 en México.