Horror antes del trágico accidente

Pasajeros del autobús turístico vivieron el drama por falla de frenos

Horror antes del trágico accidente
El autobús que chocó el domingo había recibido en octubre ocho infracciones por parte de inspectores y fue identificado por problemas con frenos por lo menos tres veces desde el 2011.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Una excursión a la nieve de las montañas de San Bernardino que supuestamente crearía memorias felices para 38 personas de Tijuana y San Diego, tuvo un trágico final cuando el autobús se quedó sin frenos al bajar sobre la carretera 38. Siete personas murieron y más de 30 personas resultados heridas.

Asuan Castro, una de los turistas que viajaban en el autobús, dijo que la idea era pasar un día en la nieve con unos diez amigos del trabajo. La excursión, organizada por la empresa Interbus Tours, llevaba a familias y a diferentes grupos de amigos a la ciudad de Big Bear utilizando a la compañía de transportes llamada Scapadas Magicas, con oficinas administrativas en National City, en el Condado de San Diego, al norte de la frontera con Tijuana.

Según el relato de los sobrevivientes, la excursión salió de Tijuana temprano por la mañana, llegó a Big Bear alrededor de las 10 a.m. y pasadas las cinco de la tarde salieron de regreso.

Castro cuenta que estaba cansada y se quedó dormida hasta que su amigo la despertó alrededor de una hora después para avisarle que el vehículo se había quedado sin frenos.

“Fueron momentos de angustia, de no saber si íbamos a morir. Algunos trataron de llamar al 911 pero como tienen teléfonos de Tijuana, no podían hacer las llamadas”, dijo Castro.

El terror se apoderó de los pasajeros. Algunos rezaban, los que tenían niños los abrazaban, otros se tapaban la cara como Diana Maldonado, y otros como Castro se pusieron en posición fetal mientras esperaban el impacto.

“Algunos (de los pasajeros) le decían al conductor que se tirara a un lado, el conductor pitaba desesperadamente para pedirle a los otros vehículos que se apartaran. De repente sucedió el impacto. El bus dio dos vueltas y yo salí volando, tuve que haber salido por la ventana. No sé. Todo sucedió tan rápido y perdí el conocimiento por unos momentos”, relató Castro.

Sentada en la sala de espera de Emergencias del Hospital Loma Linda, Castro dijo que cuando recobró la consciencia se paró inmediatamente y notó que le dolía la parte derecha del abdomen. Aunque sentía diferentes tipos de dolores se paró para ayudar a otros heridos, dijo.

Castro tiene raspones y moretes en la pierna y el brazo derecho, y cortaduras en el abdomen. Fue transportada al Redland Community Hospital, a donde atendieron sus heridas. Para las tres de la mañana, esta joven fue dada de alta.

Su madre llegó de Tijuana acompañada por el hermano de uno de sus amigos que fue trasladado al Hospital Loma Linda. Castro esperaba en esta sala de emergencias noticias sobre su amigo. “Lo están atendiendo. Aún no sabemos qué tan grave es su situación”, dijo. “Es muy raro como sucedió todo, algunos murieron, otros salieron ilesos completamente. El amigo que me despertó no tiene ni si quiera un rasguño. Nada. A él no le pasó nada, y hay otra niña aquí en este hospital que dicen que está muy grave”.

Los heridos fueron trasladados a los Hospitales de Kaiser en Fontana, Arrowhead Medical Center, Redlands Community Hospital y a Loma Linda Medical Center.

Diana Maldonado, una mujer de 28 años, que trabaja en un restaurante McDonald’s en San Diego, sólo recuerda que se tapó la cara momentos antes de que sucediera el impacto.

Cuando el vehículo se volcó salió volando y perdió el conocimiento. Fue trasladada en helicóptero al hospital. Cuando se despertó ya estaba en el hospital siendo revisada por contusiones en la cabeza y perdió momentáneamente el control de su brazo y de su espalda.

Entre los muertos estan Víctor Cabrera-García, de 13 años de edad; Elvira García Jiménez, 40; y Guadalupe Olivas, 61, todos ellos de San Diego; junto con Aleida Adriana Arce Hernández, 38, y Rubicelia Escobedo Flores, 34, ambos deTijuana, informó Tony Campisi, supervisor de la Oficina del Forense de San Bernardino.

La Oficina del Forense está por confirmar la identidad de un hombre y una mujer.

Investigadores del Departamento de Transportación de Estados Unidos acudieron a la escena del accidente para ayudar a las autoridades locales. Según datos oficiales, la empresa de autobuses Scapadas Magicas había sido multada en varias ocasiones en los últimos años por problemas con los frenos y las llantas.

Interbus Tours publicó un comunicado en su página de Facebook lamentando lo sucedido e indicó que la empresa tiene seguro que cubre este tipo de accidentes y que trabajará con el Consulado de México de San Bernardino para ayudar a quienes lo necesiten.

Sergio Suarez, portavoz del Consulado, agregó que proveerán transportación para los heridos que requieran ayuda regresando a México, están dandole alojamiento en un hotel de la zona a los familiares de las personas ingresadas en los diferentes hospitales y se encargaran de los trámites de repatriación de los cuerpos.