Devalúan el bolívar 32 %

Gobierno de Venezuela pretende resolver el 'brote inflacionario y especulativo'

CARACAS, Venezuela (EFE).— El Gobierno venezolano anunció ayer una devaluación de casi el 32 % de su moneda frente al dólar para combatir el “brote inflacionario y especulativo” del país, que mantiene un control de cambio desde hace 10 años y no ajustaba su moneda desde 2011.

El ministro de Finanzas, Jorge Giordani, y el presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes, fueron los encargados de anunciar en rueda de prensa las medidas que, según dijeron, son un mandato directo del presidente Hugo Chávez, hospitalizado en La Habana desde hace dos meses en total silencio.

“Todos sabemos que hay un patrón único de 4.30 y se tomó la decisión de pasarlo a 6.30”, señaló Giordani mostrando la instrucción firmada por Chávez y tras subrayar que el paso de 4.3 a 6.3 bolívares por dólar se aplicará a partir del próximo día 13.

El porcentaje de devaluación es del 31.7% basasado en la fórmula de cálculo del valor absorbido por el nuevo tipo de cambio.

A diferencia de devaluaciones anteriores, la nueva tasa de 6.3 se aplicará a todos los sectores sin tasas preferenciales para productos de necesidad básica y sólo con excepciones temporales para algunos sectores, como alimentos, comercio o salud, que ya habían solicitado divisas.

“En este momento tenemos un brote inflacionario y especulativo y el Gobierno tiene que actuar con eficiencia, con la firmeza que nos exige el Presidente”, señaló el ministro.

Pese a haber cerrado 2012 con una inflación de 20.1 % (por debajo del 27.6 % de 2011), Venezuela inició 2013 con una tasa inflacionaria del 3.3 % en enero, más del doble del 1.5 % del mismo mes del año pasado, para colocar la tasa interanual en 22.2 %.

“La inflación es un fenómeno complejo, difícil, lo hemos dicho y lo íbamos venciendo […] y ya estamos en 22 % otra vez y eso es un problema que tenemos que enfrentar, pero no solamente el Gobierno”, argumentó Giordani, al acusar a “los especuladores jugando a la devaluación, jugando al mercadito negro”.

Actualmente, ante las limitaciones oficiales al acceso de divisas, el dólar se consigue en el mercado negro hasta cuatro o cinco veces su precio oficial.

Tras depreciaciones de la moneda en 2010 y 2011, Venezuela evitó devaluar el bolívar en 2012, año de elecciones presidenciales en las que Chávez logró su tercera reelección consecutiva.

En 2010, el cambio oficial pasó de 2.15 a una doble tasa de 2.6 y 4.3 y en 2011 quedó fijado en la actual tasa única de 4.3.