Alerta máxima

Autoridades continúan en máxima alerta mientras sigue la búsqueda del expolicía prófugo Christopher J. Dorner en las montañas pese a la tormenta
Alerta máxima
Un agente de la Patrulla de Caminos de California revisa un vehículo de carga en las montañas de San Bernardino. A pesar del operativo, no hay rastros del fugitivo.
Foto: AP

El LAPD, el FBI, varios equipos de Armas y Tácticas Especiales (SWAT) y otros departamento de policía del Sur de California continuaron ayer la búsqueda de Christopher Jordan Dorner, sospechoso de tres homicidios, entre ellos, el de un oficial de policía. Las autoridades se concentraron en la comunidad Big Bear Lake, donde fue encontrada la camioneta quemada del fugitivo, especialmente en el área montañosa dónde existen muchas cabañas abandonadas. La fuerte tormenta invernal dificultó las labores.

“Seguiremos buscando, ya sea hasta que descubramos que dejó la montaña, o hasta que lo encontremos, una de dos”, indicó John McMahon Sargento del Sheriff del condado de San Bernardino. La tormenta del sur de California impidió que los helicópteros sobrevuelen el area, pero equipos de SWAT, en tractores especiales y vehículos con cadenas en las ruedas rastrearon el lugar, en busca de pistas. La búsqueda continuará durante el fin de semana, a menos que encuentren evidencia de que el fugitivo abandonó la zona. Las autoridades reconocieron no tener pistas sobre el paradero de Dorner.

En rueda de prensa, Jay Obernolte , Alcalde de Big Bear Lake, aseguró que los residentes se encontraban tranquilos. “Muchas personas en la comunidad tienen armas de fuego. Mi preocupación es que alguien vea algo y quiera hacer justicia por su propia mano”. El alcalde pidió a los residentes que si ven algo sospechoso, llamen de inmediato a 911.

Obernolte también justificó la decisión de abrir al público los centros de sky, y dijo que los esquiadores no corrían riesgos. El sargento McMahon informó que equipos de SWAT habían revisado las pistas de sky y que eran seguras. Las escuelas de la comunidad, en cambio, permanecieron cerradas por segundo día consecutivo. Carteles en la autopista, que generalment anuncian problemas de tráfico, alertaban a los conductores que llamaran al 911, en caso de ver al fugitivo.

Un grupo de investigadores también revisó minuciosamente la casa de la madre de Gorner, en La Palma. De acuerdo a un comunicado dado a conocer a los medios, encontraron algunas evidencias, pero no especificaron de qué tipo.

“Desgraciadamente no viviré para ver mi nombre reinvindicado. Mi instinto de conservación ya no es importante para mí. No le temo a la muerte porque he muerto hace mucho tiempo”, escribió Dorner en un manifiesto publicado en la internet anunciando su venganza.

En el mismo manifiesto, Dorner, Teniente naval de reserva y ex oficial del LAPD, amenazaba a Randy Quan, padre de Mónica Quan y su prometido Keith Lawrence, quienes fueron encontrados muertos el domingo en Irvine. Quan, capitán retirado del LAPD estuvo vinculado con el despido de Dorner del departamento de policía, en 2009. En el manifiesto, el sospechoso decía que había sido despedido de manera injusta y juraba vengarse del LAPD.

Según expedientes militares, Dorner estuvo asignado a una unidad naval de guerra y a varias unidades de entrenamiento de aviación y también estuvo en Bahrain en 2006 y 2007. En su manifiesto, el expolicía decía que planeaba “utilizar todo el entrenamiento que había recibido”.

“Él es súper paranoico. Si aprecias tu salud mental, mantente lejos de este hombre”, advirtió Ariana Williams, exnovia de Dorner, en “No salgas con él” (dontdatehimgirl.com), un sitio de internet donde los usuarios comparten consejos y experiencias personales. En los últimos días, Dorner ganó cientos de seguidores en las redes sociales que expresaron su apoyo creando páginas de Facebook en su nombre. Cientos de mensajes de 140 caracteres o Tuits comparaban a Dorner con Rambo y criticaban al LAPD.

Antes de comenzar con su plan de venganza, Dorner envió un paquete a Anderson Cooper, el conductor de CNN con una nota que decía que nunca había mentido. En el paquete también había una moneda, que se entrega generalmente como un recuerdo del jefe de policía, agujereada por disparos. El paquete está siendo investigado por el LAPD.

Guiado por las amenazas del manifiesto, el departamento de policía envió varias unidades para proteger a alrededor de 40 oficiales que Dorner nombraba en su declaración de internet. El LAPD también aumentó la seguridad en varias estaciones policiales, como la de Hollywood, incluida en el plan de venganza del expolicía.

Entre los muchos llamados ofreciendo pistas sobre el paradero del fugitivo, las autoridades recibieron falsas alarmas. Ayer por la mañana, un empleado de la cárcel Twin Towers en Downtown Los Ángeles dijo haber visto a alguien similar a Dorner entrando al edificio. El anuncio hizo que las autoridades policiales, rodearan la cárcel, cerraran las calles aledañas y realizaran una búsqueda exhaustiva. Los agentes policiales también recibieron un segundo reporte diciendo que Dorner había sido visto en la zona de Barstow y San Diego. La falsa alarma hizo que 16 comisarios del Sheriff del condado de San Diego pasaran la noche del jueves buscando al sospechoso, informó el teniente Jason Rothlein y aseguró que los investigadores presentarán cargos criminales contra la persona que hizo el llamado con el reporte falso.

“Este individuo está fuertemente armado y es extremadamente peligroso”, advirtió el jueves, el jefe del LAPD, Charlie Beck, y pidió que cualquiera que viera al sospechoso o tenga información sobre su paradero, llame inmediatamente al 911 y no se acerque a él. El fugitivo recibió varios premios por su habilidad con rifles y pistolas y una Medalla de Campaña en Irak.

Cualquier persona que tenga información puede contactar a la División de Investigación del LAPD al (213) 486-5230.

View Larger Map