Chivas visita Puente Grande

Donan cancha sintética a los reclusos de la penitenciaría
Chivas visita Puente Grande
Márquez Lugo bromea con un recluso.
Foto: AGENCIA REFORMA

GUADALAJARA, México.— Entrenar ante la mirada de los reclusos del Centro de Readaptación de Puente Grande, convivir con ellos y tener una jornada diferente, no fue para el capitán de las Chivas, Héctor Reynoso, una experiencia de relajamiento.

Sobre todo después del primer triunfo que consiguió el equipo de Guadalajara en su visita al Monterrey.

“Yo creo que ellos [los internos] también están disfrutando esta victoria que a nosotros nos vino bien después de todo lo que veníamos pasando, pero ahora ya también empezamos a trabajar, no venimos de paseo, venimos a aprovechar este día y a convivir con esta gente”, declaró.

El defensa rojiblanco admitió que la actuación ante Rayados, a quienes vencieron 1-0, les trajo la tranquilidad al interior del equipo, luego de haber sorteado cinco jornadas sin conocer la victoria.

“Ganarle al Monterrey en su casa es muy complicado, no es muy común, nos viene a inyectar motivación y sobre todo confianza para trabajar esta semana, y pensar en lo que viene”, agregó Reynoso.

Sobre la experiencia de volver a reencontrarse con los reclusos de Puente Grande, Reynoso valoró la palabra cumplida de su directiva, al regalar la cancha que prometieron en su primer visita en el mes de abril de 2011.

Con la satisfacción de haber conseguido el primer triunfo del año, el plantel del Guadalajara realizó el entrenamiento de ayer en la cancha sintética que fue obsequiada por Jorge Vergara al Centro de Readaptación Social de Puente Grande.

Al acto inaugural no acudió en esta ocasión el propietario del equipo, ya que tuvo que hacer un viaje fuera de la Ciudad para atender compromisos de su empresa.

Sin embargo, el presidente deportivo, Dennis te Kloese, fue el encargado de llevar a efecto la entrega del campo de hierba artificial y caucho, con un costo cercano a los 200 mil dólares.

Por parte de las autoridades penitenciarias que recibieron la donación del club rojiblanco, estuvo presente el Secretario de Seguridad Pública del Estado, Luis Carlos Nájera Gutiérrez, quien valoró la aportación de Chivas para el complejo que alberga a más de 5 mil 500 reos, quienes cumplen condenas por diversos delitos.

Durante el anuncio, el técnico Benjamín Galindo y sus jugadores escucharon atentos, después de haber realizado una sesión de calentamiento y ejercicios regenerativos ante la mirada de cientos de internos que rodeaban la alambrada, la cual divide a la nueva cancha de los módulos habitacionales.

Luego del acto, Nájera dirigió un recorrido a los directivos del Rebaño, entre los que se encontraban Marcelo Michel Leaño, para que conocieran parte de las instalaciones, así como las celdas de 3 por 4 metros cada una, en las que llegan a vivir hasta 12 prisioneros en sólo cuatro camas.

Al final del entrenamiento, los elementos rojiblancos firmaron autógrafos para todos los internos previamente seleccionados, los cuales se organizaron en una fila.

El estelar delantero Erick Torres se quedó únicamente en pantalón corto, al regalar toda su ropa de práctica a quienes lo aclamaban.

Marco Fabián dio dos balones. Mientras que el “Profesor” Galindo se despojó de su chamarra y gorra para convertirlos en souvenirs de dos reos sin que éstos se lo pidieran. Un gesto noble del técnico.