Joaquín Cosío afirma que trabajar con Johnny Depp fue ‘fantástico’

Joaquín Cosío trabajó con el actor en 'The Lone Ranger'
Joaquín Cosío afirma que trabajar con Johnny Depp fue ‘fantástico’
Joaquín Cosío
Foto: Agencia Reforma

MONTERREY, México.— Trabajar en un filme del agente 007, junto al carismático Johnny Depp o bajo las órdenes del director Gore Verbinski (Pirates of the Caribbean), hacen sentir a Joaquín Cosío un actor afortunado.

Pero está lejos de dejarse embaucar por Hollywood.

A pesar de las ofertas que ha recibido y aceptado para trabajar en películas como Quantum of Solace, A Better Life, Savages, A Night in Old Mexico (en post-producción) y The Lone Ranger (basada en las aventuras de El Llanero Solitario, a estrenarse en mayo), comentó que pasa por una buena racha, pero descarta que la oferta laboral sea tanta como para cambiar su residencia a Estados Unidos.

“Estoy en un momento bastante afortunado, con una racha estupenda, los proyectos están ahí… no hay que hacer otra cosa más que disfrutarlos y hacer lo mejor posible”, señala el actor, de 50 años.

Otro actor en su lugar, frente a la proyección que da Hollywood, quizá despegaría los pies de la tierra; Cosío no.

“Ya no estoy en edad de perder la cabeza”, afirma seguro de sí.

A casi 13 años de haber dejado Ciudad Juárez, donde vivió, el actor, quien en México ha destacado por cintas como Matando cabos, El Infierno y la serie Los Héroes del Norte, habla de su experiencia de haber sido dirigido por Verbinski en The Lone Ranger.

“Se trata de una película de vaqueros ambientada en 1820; por lo tanto es muy espectacula. Lo cierto es que me resultó una experiencia muy impresionante”, asegura. “Gore Verbinski es un director muy relajado, divertido, no parece que tiene una película de 200 y pico de millones de dólares, lo cual me parece bastante sano”.

Ganarse el papel de villano en The Lone Ranger fue para Cosío más fácil de lo que imaginó. Recuerda que se enteró del casting, entonces grabó su audición desde México, envió el video y fue elegido.

En lo que respecta al inglés, comenta que nunca ha sido un problema. “No soy bilingüe; el inglés lo he aprendido sobre la marcha. Tengo cerca de siete años haciendo cosas en Estados Unidos y jamás ha significado un problema. Todos los que trabajamos en una película estamos en un mismo barco y nos entendemos”, dice.