Le pegan a Vélez

Club argentino arranca mal en Copa Libertadores
Le pegan a Vélez
El jugador del Vélez Sarsfield, Federico Insúa, conduce el balón ante la marca tardía del defensa del Emelec, Fernando Giménez.
Foto: AP

GUAYAQUIL, Ecuador (EFE).— El Emelec ecuatoriano logró ayer un laborioso triunfo por 1-0 ante un complicado Vélez Sarsfield argentino en la primera jornada del Grupo 4 de la Copa Libertadores, disputado en la ciudad portuaria de Guayaquil.

El gol de la victoria del Emelec lo anotó Marcos Caicedo, con golpe de cabeza, que rozó primero en un defensa argentino antes de trasponer la línea de la meta custodiada por Carlos Sebastián Sosa, al 49′.

Si bien el Emelec se insinuó con insistencia en el arco argentino, desde el comienzo del partido careció de una mejor conexión entre sus centrocampistas y delanteros.

El accionar de los ecuatorianos, fue contenido por el buen trabajo defensivo contrario comandado por el exjugador del Real Madrid Fernando Gago.

Vélez se salvó del primer gol tras un ataque de Fulton Francis, que buscó con su pase a Marlon De Jesús, pero su remate llegó fácil a Sosa, en el 16′ . El argentino Marcos Mondaini estrelló el balón en el travesaño en el 31′ y Marlon De Jesús también impactó su disparo en el vertical en el 33′.

Mondaini procuró sorprender con un remate bombeado a Sosa, que estaba un tanto salido de su zona, pero se repuso y lanzó el balón al tiro de esquina en el 40′ .

El ansiado gol del equipo ecuatoriano lo anotó Marcos Caicedo.

Su remate con golpe de cabeza impactó en la pierna de un defensa, que desubicó por completo a Sosa, que nada pudo hacer por evitar el tanto.

El Vélez se quedó con un hombre menos desde el 61′ por la expulsión de Fernando Tobio, tras cometer una falta a Marlon De Jesús, que se escapaba de la marcación del defensa argentino para quedarse solo frente a Sosa.

Tras el gol, el Emelec tuvo dos posibilidades más con sendos remates, uno de Pedro Quiñónez, que pasó junto al vertical izquierdo, y un golpe de cabeza de Gabriel Achilier junto al ángulo derecho al 67′.

Agustín Allone estuvo cerca del empate con un disparo que pasó apenas sobre el arco del argentino nacionalizado ecuatoriano, Esteban Dreer al 70′.

Caicedo se perdió otro gol cuando al 85′ su disparo a puerta vacía se fue a un lado

El Nacional uruguayo, gracias a una labor de última hora de sus ídolos Sebastián Abreu y Álvaro Recoba, y a la pésima actuación del árbitro Enrique Osses, salvó ayer un empate 2-2 en Montevideo ante un bien parado Barcelona ecuatoriano en el primer partido del Grupo 1 en la Copa Libertadores.

Los del Barcelona, mejores en todo el partido, comenzaron adelantándose en la primera mitad con goles de Damián Díaz en el minuto 17 y de Ariel Nahuelpan en el 25′.

Nacional tuvo que apelar a la mística del “Loco” Abreu para recortar el resultado en el 69′ y a una gran jugada de Recoba, que habilitó de forma magistral a Iván Alonso en tiempo de descuento para que igualara el partido en el 92′.

La intervención del árbitro, sin embargo, fue determinante para que Nacional pudiera salvarse de la derrota, al no cobrar un flagrante penalti del defensor uruguayo Israel Damonte, cuando el marcador iba 1-2 y al dejar jugar casi cinco minutos más al defensor Alejandro Lembo, pese a haberle mostrado dos cartulinas amarillas.

En otro resultado de ayer, La Universidad de Chile obtuvo sus primeros tres puntos gracias a un doblete del habilidoso Sebastián Ubilla para vencer por 2-0 al Deportivo Lara venezolano, en partido por el Grupo 7 de la Copa Libertadores.

El actual campeón del futbol brasileño, Fluminense, sin la presencia del mundialista portugués Deco, visita hoy al Caracas venezolano, que padece de una escasez goleadora en la Liga local, en el partido de arranque del Grupo 8 de la Copa Libertadores.

En otro juego, el Atlético Mineiro brasileño intentará ampliar hoy el invicto de 23 partidos sin perder en el estadio Independencia al recibir al Sao Paulo.