Liberan a niño sicario

El país vive desde hace más de seis años inmerso en una ola de violencia desatada por el crimen organizado

MÉXICO, D.F. (EFE).— Un fiscal estatal mexicano instó ayer al Congreso del país a estudiar la reducción de la edad penal en su país, fijada en 18 años, después de tener que liberar a un joven de 13 que confesó haber participado en una decena de homicidios.

“Son muy, muy jóvenes los que están engrosando las filas del crimen organizado” en México, dijo a Efe en entrevista telefónica el titular de la Procuraduría General de Justicia de Zacatecas (PGJZ), Arturo Nahle.

Su llamado ocurre tras la liberación de un menor de 13 años y medio detenido el 4 de febrero por policías federales en una vivienda de Zacatecas, la capital del estado, donde había 15 personas, ocho de ellas de Guatemala y presuntos miembros de una célula criminal de Los Zetas.

Los adultos quedaron a disposición de la justicia, mientras que al joven, que no ha sido identificado, se le tomó declaración en el Centro de Internamiento y Atención Integral Juvenil (CIAIJ), tras lo cual fue puesto en libertad.

“Por su edad tuvo que ser liberado de inmediato, no obstante que confesó haber participado en diez asesinatos recientemente”, señaló Nahle.

Dijo que el menor es “diestro en el manejo de armas”, tiene “mucho aplomo, determinación” y “sin duda” representa un peligro para la sociedad. Uno de los 10 homicidios en los que el menor confesó haber estado implicado —añadió— la víctima fue “una mujer a quien le prendieron fuego” los criminales.

En México, un país que vive desde hace más de seis años inmerso en una ola de violencia desatada por el crimen organizado que ha dejado cerca de 80 mil muertes, cada vez hay más jóvenes que engrosan las filas de esos grupos criminales, alertó Nahle.

En varios estados de México la legislación no permite presentar cargos penales contra un menor de 18 años, recordó el funcionario, partidario en lo personal de una rebaja a la edad penal.